domingo, enero 16, 2011

BLUE MURDER, 1989


El disco homónimo de debut de Blue Murder, la banda que formó John Sykes con el viejo coloso especialista en trabajos temporales bien remunerados (¿TTBR?) Carmine Appice (aprovecho para lanzar gratuitamente un titular de demagogia rockera: No me gusta como toca la batería Carmine Appice, tampoco me convence su hermano, y creo -¿seré el único?- que Cozy Powell, que por cierto grabó las primeras demos de Blue Murder, fue un batería carismático pero muy, muy sobrevalorado. Ahora, pegadme); Sykes, Appice más Tony Franklin al bajo, y producido por Bob Rock, Blue Murder es el disco de hard perfecto para el periodo 1987-90. El disco por el que perdían el culo Kiss y el mismísimo Coverdale, que empezaba a zozobrar con la continuación de 1987 (Slip of the tongue, que por otro lado me parece un buen disco). Hay en estas canciones un montón de buenas ideas (Sex Child lo tenía todo para convertirse en un standard hard rockero de la época), y un tipo, John Sykes, en plenitud de confianza, vengándose del trato que recibió en Whitesnake, donde Coverdale exprimió sus neuronas y le dejó luego tirado. El hard de Blue Murder, y el de la época, era americanizado, grande, satinado, de confección elegante, canciones muy producidas, de curvas sinuosas y sonidos elevados. Ya no se follaba en el barro ni en los baretos, sino en coctelerías de luz azulada situadas en la azotea de algún rascacielos de Miami Beach, con señoras agazapadas a contraluz, pelo rizado y tacones de aguja. A finales de los 80 el hard que marcaron discos como 1987 o Blue Murder era pretencioso, esencialmente mentiroso, no era como aquellos Twisted Sister que se acercaban al adolescente y le decían tío, la vida es una mierda, sal y bébete una cerveza. Ahora había chicas impresionantes, pero estaban más lejos, todo era más distante, y ningún adolescente podía llevar esos peinados de ciencia ficción, ni pagarse un Tanqueray on the rocks en un local de moda de Miami. El rock duro se convertía en un pop ruidoso, barroco y de diseño (¡incluso Deep Purple lo intentaron con Slaves & Masters!), canciones afectadas y de contornos suaves. 9 semanas y media. Pero había talento, y así, discos como este Blue Murder, con canciones muy elaboradas no solo en producción sino en estructuras, funcionan a las mil maravillas en el estado mental correcto.

12 comentarios:

Antò dijo...

Hay que tener las cosas muy claras para decir que no te gusta ni Carmine Appice ni Cozy Powell...olé. Cuando estaba revisando mi blogroll y he visto tu entrada de Blue murder casi no me lo podía creer, me ha faltado tiempo para entrar y leerla. Qué gran comentario cuando dices que éste era el disco por el que morían las grandes estrellas quizás ya un poco languidecidas de la época. La verdad es que has hecho una definición perfecta de lo que fue ese hard rock ya en decadencia, aunque ellos aún no lo supieran. Impresionante blog, aquí estaremos para verlo. Saludos.

Nortwinds dijo...

muy buen comentario amigo, es cierto que el hard paso por la peluqueria y cambio la fachada del macarra por la del chico simpatico, pero aun asi, tenia ese feeling y esa clase qeu no tenia el pop al uso.

Este disco es muy grande, yo lo compre nada mas salir, Sykes ha tocado en tres bandas que adoro, tygers of pan tang, whitesnake y thin lizzy, asi que este vinilo rapido estuvo en mi coleccion, y tiene una coleccion de himnos de primera calidad

Sobre Appice y Powell, bueno, pa gustos colores, a mi me pasa algo parecido con algun guitarrista por el que la gente mata

saludos

Ofersan dijo...

Skyes tenia todavia la inspiración de 1987, imaginate esos temas en manos de Coverdale y el rubio a a las guitarras. El resyultado a mi se me hace un poco progresivo para ser hard, eso si, el tema acustico en clave de blues con slides es tremendo.

paulamule dijo...

He leído hasta sobrevalorado y no he podido seguir Marc. Y luego, un poco más abaho lo de que Coverdale lo dejó tirado y...
Por la amistad que nos une, no leo más o no soy dueña de mis actos, palabras y demás chapuzas. Ja, ja, ja.
Salud brother.

Luis dijo...

Me gustó mucho este disco cuando salió, pero hace años que no lo escucho. Lo recuperaré.
En cuanto a los hermanos Appice, me quedo con Vinnie, aunque creo que no son nada del otro mundo ninguno de los dos. Tema Cozy Powell: para mí es uno de los grandes baterías de la historia, y precisamente, una de las cosas que le hacían tan grande era su gran carisma. Era lo que le diferenciaba del resto. ¿qué hizo que D.L.Roth fuera tan grande? su carisma! Pero tranquilo, hombre, que no te voy a pegar jajajajajaja
Gran post. Un abrazo

Möbius el Crononauta dijo...

Esto con la voz de Dio habría sido mortal de necesidad

Miguel.Asturias dijo...

Yo también pienso que Cozy Powell "no es para tanto".
No tengo ni idea de lo que es ponerse tras una batería y seguramente por eso no sabré apreciar el trabajo de Cozy (el hermano mayor que todos hubiésemos querido tener), pero es que yo soy incapaz de distinguir cuando es él quien toca o cuando es cualquier otro, cosa que no me ocurre con Mickey Dee, Vinnie Appice (ya que lo citas) o Brian Downey, modestos miembros de banda (MOTORHEAD, DIO y THIN LIZZY respectivamente) que pueden presumir de tener un estilo mucho más personal que el llorado Powell. Dicho queda, así que haremos frente común para repartirnos las hostias que eventualemnte pudiesen llover je, je.
Este disco, o mejor dicho esta banda fue parte de un tandem glorioso, destinado a reverdecer el heavy metal que como tú bien dices había cambiado el sexo en el barro por las sábanas de satín. Eran ellos, BADLANDS y MR. BIG editando al mismo tiempo tres trabajos de una calidad apabullante. Que lástima que todo se viniese abajo justo entonces, porque de haber tenido el respaldo de sus compañías, estas bandas junto a unos MOTLEY CRUE sobrios y con más talento que nunca antes, CINDERELLA que maduraban en "Heartbreak Station" y lo que nos dieron GUNS AND ROSES y AEROSMITH en aquellos años hubiese sido la hostia pero de verdad. Odio Seattle, lo reconozco.

Thumb dijo...

Me gustan estos Blue Murder, muy acertada (como casi siempre), tu recreacion del contexto de la época, y de las circunstancias que rodearon al disco en cuestion.

Ahora, no comparto tu opinion respecto a Carmine Appice y Cozy Powell, pero, por supuesto, la respeto.

Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Este disco es brutal! es ded los pocos que aun puedo escuchar sus dos caras ,sin sentir vergueza ajena.cosa que con muchos grupos de aquella epoca si! Este disco Coverdale hubiese puesto el cu*o por estar alli! Pero su soberbia pudo mas!
no te gusta los hermanos Appice! escucha Cactus my friend o mismo ese power trio que fue Beck, Bogert & Appice, carmine tiene mucho de Jazz en su manera de tocar.
Un abrazo

Jovigui dijo...

Gran disco de la epoca , aunque sigo prefiriendo los de Coverdale de la epoca aunque este estuvo rozando aquellos discos . Como superbanda bien tirado el tema de las superbandas de finales de los 80, con Mr Big o Badlands yo por razones evidentes (Mr Ray Gillen , y Jake E Lee) siempre me quedare con los dos discos de Badlands , autentico delicatesen . A mi siempre me ha restado puntos a este disco de Blue Murder es ese Bajo de Mr . Franklin que como en el caso de billy Sheehan sin olvidar que eran maestros , a mi siempre me han acabado martilleando las orejas este tipo de bajos , pero aun asi , pese a cualquier cosa que se pueda decir a mi me sigue pareciendo discos atemporales , quizas es que estoy demasiado metido en esa epoca .

Aitor Fuckin' Perry dijo...

"Ahora había chicas impresionantes, pero estaban más lejos, todo era más distante, y ningún adolescente podía llevar esos peinados de ciencia ficción, ni pagarse un Tanqueray on the rocks en un local de moda de Miami. El rock duro se convertía en un pop ruidoso, barroco y de diseño"

Mira, es de lo más inteligente que he leído nunca sobre lo que pasó estos últimos años del hard rock antes del follón de Nirvana, Pearl Jam y compañía.

Sobre el disco, decir que mola, eso es evidente. No entiendo lo de Cozy Powell, si él está sobrevalorado entonces el 99.9% de los baterías lo están. En lo de Sykes la verdad es que creo que estaba claro que fue Coverdale el que se libró de él de malas maneras, pero se ve que el tema sigue siendo delicado xD

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Bueno, el debate de baterías está claro. TSI tiene razón en reivindicar el disco Boger / Appice /Beck, que es una maravilla, o a Cactus, por no hablar de Mountain, pero posteriormente muchas de las cosas que ha hecho Carmine no me han convencido, y a veces lo veo más un tipo que vive de la leyenda.
A Cozy lo adoro, como cualquiera que adore a Whitesnake, Rainbow, Sabbath, MSG... ¡he disfrutado como el que más de su solo operístico pregrabado! Pero no creo que fuera un batería especialmente memorable, escucho todos esos discos y no veo un estilo tan personal. Es una opinión, claro. Por supuesto que adoro los discos en los que han participado todos los Appices y Powells de este munco, pero intrínsecamente como baterías, prefiero otros. EL toque de Vinnie Appice por ejempo, a veces me parece un tipo cansino, no me cuadran sus fills y sus redobles, no me gusta su estilo.

JOVIGUI Y M.A.ASTURIAS, cítáis a Mr. Big y a Badlands, y tenéis razón, casan perfectamente en esta categoría, más por parte de Badlands creo.