martes, agosto 19, 2008

EGOÍSMO Y BONDAD

Leí una vez que para tener una vida plena y creativa es necesario ser egoísta. Hay un momento en que necesitas ayudar y ser partícipe de los problemas de los demás, pero hay que saber cuando decir basta, antes de que la telaraña de sus necesidades -siempre egoístas- te atrape y te impida avanzar, entonces tendrás que armarte de valor y dejarles atrás, a ellos y a sus problemas, ser egoísta, aunque no lo entiendan, aunque te odien. El corazón se te oprime en un puño que aprieta y aprieta cuando dejas de lado al rebaño de sedientos y sigues tu camino. No son conscientes de que te están chupando la sangre y te están robando la libertad. La bondad, y hablar de un término tan carrinclón da repelús, está en tu vida realizada, ese es tu generoso regalo al mundo: tu vida plena, no la frustración de regalarla a los demás. La bondad, basicamente, empieza cuando dejas de ser un gilipollas y piensas en ti antes que en los demás.

7 comentarios:

Blackie Onassis dijo...

Pasarte de bueno es lo peor que te puede pasar. Te lo digo yo, que me han dado por ahí todos: Familia, amigos, trabajo...
sobre todo lo que más duele es la familia, ver como se aprovechan como buitres los seres que te han traido al mundo a cambio de una coz detras de otra es muy muy jodido.

Un Saludo Amigo.

paulamule dijo...

Lo de la familia es lo peor. Pero hay una cosa clara, es mas fácil y cómodo dejarse llevar por los demás y obedecer que coger las riendas de tu vida y decicir por tí mismo. Salud.

Marc Monje dijo...

Sí, a veces ayudamos a la familia o quién sea (aunque no lo merezcan, aunque antes les hayamos tendido la mano mil veces) porque tenemos miedo de enfrentarnos con nuestra propia vida.

Aitor Diaz Paredes dijo...

Te entiendo, pero... yo vivo con mis abuelos y tengo que estar pendiente de ellos y mi madre, me privo de casi todo pero... les quiero. Tomar decisiones drásticas es complicado, y a veces la vida te pone responsabilidades que hay que afrontar. Además, nunca se sabe cuando va a llamar Marianne Faithfull a tu puerta con un camisón transparente. Optimista que es uno. Aunque razón no te falta, en absoluto.

paulamule dijo...

No te engañes Aitor, Marianne Faithfull nunca va a llamar a la puerta de tu casa en camisón. Tendrás que ser tú el que mueva ficha primero si algo quieres conseguir. A domilcilio lo único que te pueden llegar son cartas de Hacienda. Salud.

Aitor Diaz Paredes dijo...

Eh! Eso ha sido un golpe bajo... tienes razón, pero nunca sabes cuándo puede pasarte algo bueno. Sobre todo cuando todo te sale mal. Más que nada por estadística, algo me tiene que salir bien, por huevos. Y lo mismo a vosotros. Lo dice un tipo que lleva todo el verano estudiando para un examen (mañana a las 4) que va a suspender, pero si todo fuese tan mierdoso uno se cortaría las venas escuchando Tokyo Hotel.

Marc Monje dijo...

¡Cierto! Si las cosas te salen mal ¡eso es señal de que estás en la cola para que algo te salga bien!