viernes, noviembre 14, 2008

CONCIERTOS


Se acercan buenos conciertos. En mi punto de mira, Gary Louris y Mark Olson en Badalona a fin de mes (el nuevo disco de ambos, Ready for the flood, está empezando a acariciarme desde ayer) y con más razón iré después de ver el repertorio que se sacaron en la mini reunión Jayhawks del pasado Azkena: Tomorrow the green grass y Hollywood town hall casi al completo; son estos dos discos no ya imprescindibles para oídos sensibles al pop de harmonías vocales, guitarras brillantes y al country-rock, son obras que conectan la música que hemos vivido, la de los 90, con la que hemos tenido que imaginar, la de los 60 y primeros 70. De alguna manera, ese puente es la prueba de que tampoco hemos hecho tan mal nosotros en vivir estos tiempos, y que en mi cajita de música están codo con codo el GP de Gram Parsons y el Tomorrow the green grass.



Mi otro proyecto, acudir al Auditori a presenciar una velada histórica: en un mismo día Mark Lanegan & Isobel Campbell y sobre todo Giant Sand, a quienes no he visto nunca en directo (y de los que estoy disfrutando su última obra en estudio, el hipnótico Provisions, del cual me gustaría escribir un día de estos), y mi grupo de cabecera Wovenhand, la criatura de David Eugene Edwards. Naturalmente que hay más citas hasta navidad, pero nuestras targetas han vivido tiempos mejores.

4 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Casi nada, yo me muero por ver a Louris y Olson, Campbell y Lanegan.



Saludos.

ROCKLAND dijo...

Yo me apunto Monster Magnet y Olson/Louris en Madrid. A ver qué tal.
Saludos

paulamule dijo...

Y yo no hace falta que te diga que igual que Rockland. Bueno, a él se le ha olvidado la Royal C. R. Esto es lo que hay hasta el turrón. Salud.

Marc Monje dijo...

Cavaliere, Louris y Olson puede ser fantásico. Su disco es una pequeña joya.

Rockland, creo que tendré que dejar de lado a Dave Wyndorf, me sabe fatal, su concierto de hace unos años en Razzmataz 2 fue brutal.

Paulamule, a Royal C. no les he visto nunca. Es curioso, ya pasó la moda del neo swing y ellos siguen ahí.