martes, noviembre 11, 2008

MOTT THE HOOPLE: "LIVE (30TH ANNIVERSARY EDITION)"


Cuando fuí a ver a Neil Young al Hammersmith de Londres, no podía evitar hacerme la idea de que allí se había grabado parte del directo Live de Mott the Hoople. Imaginarse a Ian Hunter paseando sus plataformas mientras grita "UUUOOOAAAAHHHHHHH SHE´S A SUCKER!" amenazaba con distraerme del momento mágico de tener a Neil Young delante cantando Downby the River.
No puede haber un directo mejor que este, y más en su versión de 30 aniversario, con más canciones que su triste edición original. Centrémonos, esta es una ceremonia que empieza con Ian Hunter a capella recitando American Pie y eso se destapa en un "Ladies and gentlemen, the golden age of rock n´roll!!!" que te reconcilia con tu peor enemigo, luego mi favortia Sucker, All the way from Memphis (¿Por qué no la enseñan en las escuelas? decidme ¿por qué?) o la definitiva All the young dudes, la canción que darás a tus hijos como herencia, emoción máxima. Había tanto talento en esta banda, estaban por encima de los que ya estaban por encima en la época. La carne de gallina que no te ponía Bolan, el rock festivo que se le atrancaba a Bowie, no eran glam, eran el rock n´roll de pinta Guiness de Rod Stewart y sus Faces enculando a una diva de la ópera en pleno Broadway. Cada vez que lo escucho, me fijo en un montón de detalles, hoy por ejemplo paseaba al perro mientras le daba un repaso, y paladeaba el acento british inconfundible, de barrio y chuloputas de Ian Hunter, "I wanna Love'ya, each and everyone of you!". Pues eso.

3 comentarios:

R Nosa dijo...

Ejem... Como "fan" obsesionada de Bowie que soy debo decir que el rock festivo no se le atrancaba, sino que sabía que no era lo suyo, por eso se lo dejaba a los demás (p.e.: Mott The Hoople). Sólo me gustaría recordar que gracias al "All the Young Dudes" de Bowie, los Mott The Hoople experimentaron un renacimiento que de otra forma dudo que hubieran tenido. He dicho.

Marc Monje dijo...

Jajaja ¡Con la iglesia hemos topado!
R nosa, acabas de enseñar tus cartas...

Vale, en el fondo estamos de acuerdo. Incluso te diría que me he precipitado, porque discos como Aladdin Sane (normalmente mi favorito) tienen mucho rock de barra de bar, y mucha tela que cortar un viernes por la noche.

Joder, te juro que había olvidado que All the young dudes era de Bowie. Por cierto, que Mott the Hoople se reúnen, y sabiendo lo bien que se conserva Ian Hunter, la cosa promete.

R Nosa dijo...

Jejeje, ayayay esa memoria. Pues si no es por él no se "rejuntan". No sabía que se volvían a reunir. Interesante.

Por cierto, Aladdin Sane es de lo mejor de este mundo, pero claro, no soy objetiva. ;)