martes, abril 07, 2009

BUDDY & JULIE MILLER: "WRITTEN IN CHALK" (2009)

"Take me back when I could feel the kiss of my mother, and I had all my sisters and brothers, take me back again"


Hay discos panorámicos, como las películas de los cincuenta en Cinemascope, quiero decir que hay música que abarca más por izquierda derecha, arriba y abajo. Las canciones se expanden y de repente hablan con nosotros, las entendemos y ellas nos entienden, se transforman en paisajes, montañas y rios, cada oyente, un paisaje y un diálogo con la música totalmente distinto. Written in chalk (lo empecé a escuchar en el tren, el movimiento es el estado ideal para gozar de la música) es un regreso al lugar donde la música suena primigenia, como seguir el curso del vino a la inversa, de la botella a la viña, y de esta a la misma tierra. La tierra donde se siembra al música que a mi me gusta está en este disco de la adorable pareja que forman Buddy y Julie Miller. Don´t say goodbye es una balada al piano y la acústica que Julie canta como si fuera a quebrarse al mínimo soplido de la brisa, What you gonna do Leroy, que acompaña a las voces Robert Plant (el artista honesto del año, si este premio existiera) es un blues fino que repta suavemente, Gasoline and matches es puro primitivismo del sur, y Ellis county la prueba de que todos, tarde o temprano, miramos al pasado, si puede ser, con una gota nostalgia y una media sonrisa de satisfacción. Hablemos de tradición, de valores, de formas. Written in chalk son los valores sobre los que se sustenta la música americana, y además son preciosos temas que no van a morir. Miremos al pasado sin ira, take me back when all we could afford was laughter.

2 comentarios:

ROCKLAND dijo...

Por ahora, el mejor disco del año, asi de claro!!

OBRA MAESTRA.

Saludos!

Marc Monje dijo...

Estoy contigo cientoporciento. Hay de todo en este disco, y todo es tan dulce y huele al pasado y a la buena música.