martes, abril 21, 2009

NANIS CON EL PERRO

No tengo remilgos cuando hablo de clasismos. Las clases existen, cuanto antes lo reconozcas mejor. Me parece genial que un rico lo sea y ejerza, y no deje de recordarles al resto de mortales que su coche, su traje y su casa es mejor que la tuya, igual que está bien que el menos afortunado con el dinero también ejerza, y alardee de su condición mediante la queja y la protesta. Hablemos de un derivado de la riqueza: las señoras de la limpieza, las chachas, tatas, nanis, como las quieras llamar. Me refiero a las nanis full time, no a la que pueda venir a tu casa a limpiarte los cristales una vez al mes. En Barcelona, en la zona donde trabajo y donde he vivido hasta que me independicé las hay a montones, la mayoría filipinas o sudamericanas. Me parece bien que las haya, y que te hagan la cama o te compren en el súper, incluso me parece bien que les hagan llevar esos ridículso uniformes por la calle, los bomberos o los médicos, o los modernillos que fueron a ver a Anthony and the Johnson también van uniformados. Aguanto también que las veas por la tarde en las puertas de las guarderías esperando a que salga el hijo de la señora, hablan entre ellas y se divierten, y el niño aprende divertidos vocablos de otros países. Pero lo que me ofende en grado máximo es verlas paseando al perro. Ya no digo un monumental San Bernardo, sino ridículos perrillos probáblemente comprados al niño en un cumpleaños, o un capricho de la señora, un regalito que a las dos semanas sus dueños son incapaces de cuidar. Allí ves a la chica filipina agobiada, perfectamente consciente de lo denigrante de su labor, paseando al tonto animal y esperando a que suelte todos los jodidos líquidos que lleva en el cuerpo en la primera rueda de moto que encuentre. Por lo menos algunas aprovechan para llamar a su país, fuera de la mirada inquisitiva de la señora. Para mi es un signo claro de decadencia, cuando ya somos incapaces de sacar a pasear al perro. Cuando necesitamos que nos saquen a mear al perrucho, laborables y festivos, es que ya somos horteras e inútiles por derecho propio. Que te hagan la cama está bien, pero al perro sácalo tú coño, sino no te lo compres.

8 comentarios:

SanFreeBird72 dijo...

Pues mira por una vez no estoy de acuerdo contigo. No soy amante de los chuchos pero me parece más lamentable que esos padres ricos no vean a sus niños. Conozco casos. Los va a recoger la nani, los pasea la nani, los lleva al parque la nani, la misma nani los tiene el finde para que sus padres pudan ir a esquiar o hacer una escapada a Roma e incluso, en vacaciones he conocido casos en que los 15 días de rigor se largan a Menorca pero los niños se queden, cómo no, con la Super nani y en Barcelona. LAMENTABLE, ¿para eso tienen hijos?
Perdona la chapa
saludos
sfb72

St dijo...

Tener dinero y delegar las responsabilidades... mala conbinación!

ROCKLAND dijo...

Sí, lamentable y bueno lo que comenta SanFree...sobran las palabras. ¡¡Qué mundo más asqueroso!!

Saludos

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Lo de los perros es patético, pero como dicen ahí arriba es bastante más patético que manden a los hijos a clase, a particulares, a campamentos, a excursiones, a pasar el verano a Irlanda, a judo, a entrenar... su verdadera madre es la niñera (aunque eso es casi mejor la verdad).

sammy tylerose dijo...

Ves, en Horta, mi barrio natal, en vez de nanis habían abuelos, jeje. Padre y madre currando y los yayos esperando en la puerta del cole bocata en mano. Y a los 6 años íbamos y volviamos sólos al cole, total, eran 15 minutos a pata

Marc Monje dijo...

Sanfree: Si la verdad es que he exagerado con mi entrada: también dan rabia las nanis esperando a los niños en vez de sus madres. A veces es inevitable (mi hermana tiene 4 hijos, incluidos trillizos, y ella y u marido curran todo el día,así que no les queda más remedio que invertir en nanis), pero otrases simple vagueza de las madres o padres, que llegan a considerar a sus hijos como una planta que puede regar cualquiera y poco más.

St: Sí, es uan mala combinación, pero también habrán unos pocos padres responsables forrados que delegan porque no tienen más remedio.

Rockland: Yo siempre he odiado l mundo nani, a pesar de que como digo, me parece lícito que si te lo puedes permitir y te gusta tengas una. AUnque o para sacarte al puto perro, y menos para hacer de "segunda madre" de tus hijos.

Aitor: Nanis haciendo de madre es pa´tetico, pero no me lo parece, por ejemplo, mandar a tu hijo a Irlanda si él tiene ganas. Son este tipo de viajes donde descubres cosas: tu primer cigarro, tu primera pinta, tu primera relación... y eso está bien.

Sammy: En la zona alta también hay abueletes, y padres responsables, lo que pasa es que d eun tiempo a esa parte, creo que ya es exagerada la cantidad de nanis en las puertas de las guarderías. Es alucinante.
Por cierto, Horta es un gran barrio, me trae recuerdos inigualables, porque era el barrio de mi abuelita (calle Pintor José Pinos).

Perem dijo...

Plas, plas, plas..... (aplausos)... en pocos días es la segunda vez que aplaudo una entrada, y esta Marc, es una de ellas. Ahora podría sacar a pasear mi lado reivindicativo, que pese a que pasan los años, nadie ha conseguido apaciguar, y se que ya nadie lo podrá hacer, pero no me enrollo mas, solo que me ha gustado un montón el espíritu que se emana de lo que escribes.

Un saludo.

kira permanyer dijo...

Bonita entrada... a mi parecer, no es tener o no tener nani el debate. Es el trato que les des. Pueden en un momento hacerte un favor extra, pero trátalas como a un igual y agradece cualquier cosa que hagan por ti. Les pagas, si, pero son personas, normalmente solas en este país tan duro en cuanto a mostrar calor por los demás. Las nanis están bien (ellas obtienen trabajo sin formación especial y tu ayuda, que cuando tienes hijos toda es poca) pero sabiendo donde está el límite. Y en eso, el ser humano, no es un derroche de virtud....