domingo, agosto 16, 2009

EL HOMBRE EN EL LÍMITE

El mismo día en que Usain Bolt corre los 100 metros en unos asombrosos 9.58, se suspende debido a las tremendas condiciones climatológicas el rescate de otro deportista, Óscar Pérez, colgado desde hace diez días, solo y malherido, en una remota pared de una cumbre en Pakistán, a más de 6000 metros de altura. El hombre al límite es la sonrisa despreocupada de Bolt, pero también la soledad del escalador condenado a morir. La gente de a pie no podemos entenderlo, vivimos, trabajamos, a veces en un entorno hostil, luchando duro, pero nunca al límite de nuestras fuerzas, hay un margen, una zona gris que nos impide rozar las estrellas. Pero Bolt y Óscar Pérez las han tocado, han alcanzado el límite, y han quedado cada uno a un lado. Estremece pensar en la tragedia -no confirmada pero muy probable- del escalador, pero la sonrisa descarada y burlona de Bolt nos hace entender que para algunos valga la pena aspirar a las estrellas.

6 comentarios:

"EnLaCuerdaFlojaDesde1968" dijo...

bonito

paulamule dijo...

La diferencia es que unos se juegan la vida y otros no.
A los primeros nunca les he comprendido del todo. No entiendo que tengan que demostrar nada a nadie. Ni siquiera a sí mismos.
Salud.

Belén dijo...

Bueno, los escaladores de mas de 5000 metros son otra especie... aman el riesgo casi tanto como desprecian la vida rutinaria (al menos los que he tenido el placer de conocer...)

Besicos

TSI-NA-PAH dijo...

Cerca del cielo,desde alli contempla lo insignificante del ser humano.
Saludos

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Bueno, no es lo mismo ser atleta que alpinista... de hecho hay que ser gilip***** para jugarte la vida escalando semejante monstruosidad de montaña la verdad...

Sr. Mondongo dijo...

Bellísimo post.
No me atrevo a añadir algo más por temor a estropearlo. :)
Saludos