viernes, noviembre 27, 2009

DIO


Los que amamos a Ronnie James Dio lo hacemos full time. Hemos entendido sus peores etapas creativas, cuando sus giras eran un carnaval de dragones de goma, espadas fosforescentes y efectos especiales de obra de los Pastorets, como aquel tour del Sacred Heart de finales de los 80, o como cuando trató de salir en la foto del metal alternativo en los 90, con Strange Highways y Angry Machines, o como cuando con Lock up the wolves, de 1990, vimos que se le iba la carrera por el retrete y todo olía a decadencia. Hemos entendido sus horas bajas porque incluso entonces nos hacía felices. Dio no es solo el cantante de los primeros Rainbow, una banda de poderes mitológicos, conciertos sobrehumanos y tres discos irrepetibles, el hombre que iniciaba conciertos a grito de "Danger, danger, the queen´s about to kill!!!", una banda que jamás me cansará, y de la que nunca tengo suficiente; tampoco es solo el Dio que consiguió adaptar a los decadentes Black Sabbath post Ozzy al heavy de los 80, en una impagable labor que hizo que la banda de Iommi pudiera seguir viva hasta hoy día, y no quedar como un resto arqueológico al estilo Uriah Heep; ni el Dio que se llevó la adolescencia de miles de heavys ansiosos de fantasía y liberación con sus discos clásicos en su propia banda, esos Holy Diver, The Last in Line... Es que Dio es como un abuelo que siempre está ahí. Yo siempre pensaba que mi yaya estaría siempre conmigo, porque nadie quiere de la forma que se quieren un nieto y su abuela, por eso, porque quiero que Dio esté siempre ahí, deseo que el cáncer de estómago que le han diagnosticado sea una simple avería, como parece que puede ser. Ha anulado sus próximso compromisos en directo, lo están cuidando, y espero que pronto vuelva para hacer lo que de le la gana, que yo estaré ahí para escucharle.

13 comentarios:

Antonio José Márquez dijo...

Esperemos que todo quede en un susto porque es un personaje completamente fundamental en la música.
En mi blog le he dedicado un pequeño homenaje (en vida que es como hay que hacerlos) a sus comienzos. Date una vuelta por si te apetece: thisisrocknroll70.blogspot.com
Por cierto, muy buen blog. Te añado a mis lecturas compañero.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Joder, me ha emocionado de verdad tu post. Creo que la comparación con esa abuela que parece que siempre va a estar ahí cuando la llames por teléfono a la hora de cenar es preciosa.

TSI-NA-PAH dijo...

Dio es un luchador y saldra vencedor.
Muy buen post.

Blue Monday dijo...

Pedazo de post compañero. Dio se lo merece todo, y tu entrada es un gran tributo, en vida, por supuesto, que es mucha la que le queda a este loco.
Abrazos desde la cueva

paulamule dijo...

Desde aquí quiero mandarle toda la suerte del mundo para luchar contra el dichoso cáncer. Estoy segurá de que vencerá. Es un luchador nato.
salud.

GorDT dijo...

Buenisima entrada dedicada a Dio, me ha encantado. Y estoy contigo, a desear que sea poca cosa y este otra vez cantando sobre los escenarios antes que nos demos cuenta.

Saludos!!!

Ofersan dijo...

Joder! Que coja una espada fuosforescente y se la clave al cancer, se tiene que recuperar. Holy Diver!

Jah Work dijo...

Sí señor!! Long Live Dio y que se cure lo antes posible que el rock necesita Dio!!!

Saludos!!

discoexpress dijo...

uuffff no puedo no el.

Möbius el Crononauta dijo...

Grandes y ciertas palabras...

Dio es inmortal, y volverá a epatarnos con su voz y su carismo.

Ponte bien Dio, el heavy te necesita.

Pablo M. dijo...

Poco más se puede decir, me ha encantado tu entrada.

Todos deseamos que se ponga bien lo antes posible, justamente lo comenté hace poco con un amigo, esque Dio es como si fuera nuestro abuelo, siempre ha estado ahí!.

Un saludo desde Cuero y Cadenas.

"EnLaCuerdaFloja" dijo...

sí ,yo tambien había oido la notícia ,el tiempo outlaw no perdona a nadie es la ley de la vida.
Un gran post como todos ,incluso en los que discutimos,es un decir.

Saludos Hermano

Tyler Durden dijo...

Joder tio, lo has clavado!!! Es dificil de creer pero los años pasan para todos y a no tardar, en los próximos diez años, tendremos que asistir a la desaparición de montones y montones de grandes figuras...

Por suerte, aunque ellos pasen, su música siempre nos acompañará!!!