martes, marzo 23, 2010

NIÑOS EN ESPIRAL

Antes que nada decir que me fascina todo lo que se va a la mierda. Las espirales autodestructivas, el remolino negativo que hace que muchos se hundan con la botella entre los brazos, la capacidad que tenemos los humanos de levantarnos cuatro paredes para no poder huir y cavarnos un hoyo que nos lleve al infierno. Lo hacemos conscientemente y no queremos saber nada de salidas ni manos amigas. Por eso me quedo mudo cuando presencio, día a día, que eso les ocurre a niños que no llegan a adolescentes. Chavales de 9, 10 años que inconscientemente están decidiendo a cada minuto que el mundo no va con ellos, y que lo mandarán todo al carajo en una paciente tarea de hormiguita que durará los años que sean necesarios. Trato de explicarme porque un niño, de un curso a otro, decide dejarse arrastrar por su propio remolino negativo. Le ves dando vueltas por el patio sin sentido ni armonía con el entorno, balbucea palabras y gestos, lo que le dices no le afecta, ni siquiera le rozan tus palabras (aunque hay profesionales dotados de talento e inagotable energía que si lo consiguen, presenciar su labor a diario es mi privilegio); y ves cosas que sus padres igual ni se imaginan, un niño que quiere irse, físicamente, mentalmente. Decía antes que me fascinan las corrientes negativas porque concibo la vida como subidas y bajadas, la vida es así, pero cuando alguien decide que a partir de hoy bajará y bajará, se me hace un nudo en la garganta. Necesitamos rodearnos de energía positiva, y el niño que se escapa de la escuela y juega a la nada con todo el mundo tiene que conectarse a eso tarde o temprano. Cuando entro en clase y se me va la mano solucionando conflictos a golpe de grito marcial siento que no estoy haciendo bien mi trabajo ¿qué van a ver ellos en mi? ¿un tipo que consigue lo que quiere gritando? Corrientes negativas, y yo quiero que vean que el mundo remonta, y que es maravilloso dejarse arrastrar por las corrientes si estas son positivas.

19 comentarios:

Nemo Nadir dijo...

Esta es una de esas entradas interesantes, bien escritas, fascinantes de leer, pero que cuando acabas con ellas te quedas con la misma sensación que esos niños, sin saber muy bien qué hacer ni qué decir...

sanfreebird72 dijo...

Dos Ostias ven dadadas y a espabilar. Otra opción es llevar a ese niño que se siente enfadado con el mundo en el hospital de sant joan de Deu con niños gravemente enfermos y así se den cuenta q quizás no son tan desafortunados y se dejen estar de gilipolladas. Me ha salido la vena nazi.
Saludos

L´Esbarzer dijo...

Buff, yo no podría hacer tu trabajo precisamente por eso.
Futuros ni-nis porque sus padres ya lo son...buff.
Yo cada día estoy más quemado por los ni-nis y similares. El finde pasado curré con más de 15 mossos "protegiéndome" (ese comentario debe ser matizado, pero este no es el lugar).

Ni estudia, ni trabajan, ni tienen educación ni tienen cerebro ni ná de ná.

Pero la culpa (CULPA, y no responsabilidad) es de los padres y no de la escuela!! Más quitar la patria potestad a los inútiles y menos forzar a la escuela a hacerlo todo.

Tienes los huevos bien puestos para hacer lo que haces (y más todavía los profesionales dotados detalento).

Saludos y ánimo, el RnR salvará a alguno de estos chavales...

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Ser profesor tiene que ser muy duro, más con niños que están en una edad tan crítica, que ni son una cosa ni son otra, vamos, preadolescentes que les llaman. Y la culpa es de la familia. El profesor está para enseñar, no tiene la culpa de que en casa no le eduquen.

Anónimo dijo...

Interesante lo de la espiral negativa y como deliberadamente algunos sujetos se la trabajan hasta su total autodestrucción. Quien mejor ha explicado todo este fenómeno por haberlo vivido en carne propia hasta sus últimas consecuencias es Edgar Allan Poe. Concretamente en el relato "El demonio de la Perversidad". Creo que ahí podrás encontrar algunas respuestas.

A parte soy de los que piensa que la "letra con sangre entra" y el "que vale, vale, y el que no vale, sobra". Pero en todo caso esto último y para el tema que tratas es lo de menos. Indaga en el "Demonio de la Perversidad" y encontrarás verdaderas claves a la espiral de negativad que tanto te fascina.

manel dijo...

Desde el momento que te haces las pregutas que te haces y piensas en la reflexiones que piensas no dudo que eres un buen profesional. Pero cada día que miro a mis hijos, 9 y 6 años,rezo para que no se conviertan en algo como lo que explicas. Por mi no va a quedar. Un saludo.

Belén dijo...

Pues la verdad es que es dificíl verlo en adulto y en niño, eso si... el cambio solo es posible si se quiere, por ambas partes

Besicos

sanfreebird72 dijo...

Marc, este blog te encantará. Ya me dirás....
http://brillat-
savarin.blogspot.com/
saludos y "bona cuina"!

kar dijo...

los niños tienen eso que me acojona, de que parece que son personitas a medio construir, y luego tienen unas pájaras mentales sorprendentes. Por si te sirve de consuelo: Oh Capitán, Mi Capitán (y va sin ironía alguna)

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

NEMO: Te entiendo, pero son cosas que escribes sin querer llegar a ninguna parte.

SANFREE: Hombre, que seguro que tú con los tuyos no eres así. Hay que ser firmes pero sin soltar la mano, creo.

L'ESBARZER: Es así, ahora lo que se lleva es delegarlo todo a la escuela, qui paga mana, piensan algunos padres, y lo dejan todo en manos de los profesores. Pero un niño se forma primero en casa, luego va a la escuela.

AITOR: Idem, hay mucho descuido por parte de los padres, aunque no todo debemos atribuirlo a eso.

ANONIMO: Tomo nota de tu recomendación. Gracias.

MANEL: Es una lucha diaria, hacer de padre es duro, hay que aceptarlo.

BELÉN: Por eso me impresiona que un niño se niegue sistemáticamente a que le ayuden.

SANFREE: Tomo nota, amigo, ¡gracias!

KAR: Pues sí, el sr. Kitting lo tenía todo muy claro, aunque luego los alumnos s ele suicidaban...

Möbius el Crononauta dijo...

No sé que es más sangrante, si los padres, el entorno, la tele, el gobierno, los indolentes... pa mi que los controladores aéreos no tienen tanta tensión como un profesor cualquiera

paulamule dijo...

Uff, estos temas con los niños con muy espinosos. NO me gustan demasiado los niños pequeños cerca de mí durante mucho tiempo y a algunos maleducados no los aguanto ni un minuto a mi lado, sin embargo, no soporto que se les trate mal, ni que sufran, ni por supuesto que entren en una espiral de ese tipo. Al final, quizá les ame más que mucha gente que dice quererles y gustarles.
Salud.

jose dijo...

Quién soy yo para hablar de niños? Sólo tengo a mi sobrino de 4 años con el que se me cae la baba. Sin embargo, yo no me preocuparía mucho por lo que hagan con 8 o 10 años, al fin y al cabo y como han dicho por ahí arriba, son personitas a "medio hacer." Lo jodido es cuando llegan a los 20 o 25, ya "están cocinados" pero siguen en el mismo plan...eso sí me preocupa.

Jo Grass dijo...

Los padres son los que deben educar, a la escuela se va a socializar. El problema es que la mayoría no se ha enterado y traen hijos al mundo como quien se compra una sudadera nueva. Es muy duro encontrar esos casos de niños a la deriva, probablemente sus padres están en otra galaxia o se ahogan en otros pantanos olvidándose de que ellos están ahí y les necesitan.

Madame de Chevreuse dijo...

Sí que es una edad difícil, todos hemos pasado por ello y sin embargo, cuando años después toca cruzar a la otra orilla, no sabemos cómo actuar. Sin embargo creo que es esencial disciplina y eso es algo en lo que estoy de acuerdo con lo que dice Jo Grass, las familias delegan la educación en los profesores. Yo no tengo niños, no me gustan mucho, pero tengo una sobrina de año y medio a la que, empiezo a observar, cuesta enseñarle que NO es NO.
Baci e abbracci

Fran Calzas dijo...

Buff, espinoso tema. Yo tambien creo que la educacion principal corresponde a los padres, pero los profesores creo que tambien deben tener la obligacion de preocuparse por sus alumnos si ven en éstos signos "preocupantes". Mostrar un poco de interes y preocupación siempre es algo bueno

saludos

Tornado dijo...

Excelente post amigo Outlaw .....

Pasote

recopetin dijo...

Hola.
Creo que da igual de quien sea la culpa. Probablemente sea el resultado de muchas cosas feas interaccionando con un niño, un joven. Si, si con cada uno de nosotros.
Energía positiva para contrarrestar todo esto. Dicen por ahí que hacen falta 4 ó 5 estímulos positivos para hacer olvidar uno negativo. Quiero pensar que es al revés; 4 ó 5 negativos para anular uno positivo. Pero qué mas da. Sé que si algo puedo hacer durante mi existencia es esparcer migajas de positivismo y amor, sino la tristeza por vivir un mundo y una vida tan feos hace que me den ganas de no vivir. Sería bueno que se multiplicaran estas migajas aunque fuera a base de recomendaciones, muchas veces la gente ni se ha parado a pensar en ello.
Por eso es un acierto que al menos tu te des cuenta, y si estás en la posición adecuada lo recomiendes con pasión a todo aquel con el que te cruces, aunque te pisen la cabeza una y mil veces. No pierdas las ganas.
Las corrientes negativas son fascinantes si, y aunque sea imprescindible reconocerlas incluso en uno mismo para contratacar con espirales que se eleven al cielo, a veces pienso que ójala jamas nadie hubiera oido hablar de ellas.

VIVA LA VIDA!

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

MÖBIUS: Pues las culpas se reparten, eso seguro, pero repito, un niño, cunado sale de casa ya está en gran parte formado, y esa formación es su familia.

PAULA: ¡Cuánta razón! muchos venden buenrollismo con los niños y luego no los aguantan ni un minuto. Teorizar es tan fácil...

JOSÉ: Buenas amigo. Yo cada vez estoy más en desacuerdo con eso, y veo que la personalidad está ya muy desarrollada a los 8 años por ejemplo, y que hay que tener cuidado en como influyes en un niño a esa edad. Naturalmente la adolescencia lo desbarajusta todo, pero muchos nos reconocemos a los 30 y pico por ejemplo, en ese niño que éramos con 8 años.

JO: Tú lo has dicho: la educación empieza en casa.

MADAME: Eso es lo más jodido, enseñar que un NO no debe acarrear frustración, y que las cosas se pueden tener, pero a su tiempo y como resultado de nuestro esfuerzo.

Interesantísimos comentarios, gente, sigo respondiendo más tarde. Abrazo a todos.