lunes, mayo 03, 2010

JAMÓN ECOLÓGICO

Hay muchos carnívoros que respetamos a los animales tanto o más que los vegetarianos. Ayer estuvimos por segundo año en la muestra Biocultura de Barcelona, un lugar donde a parte de jalar, que es lo que hacen la mayor parte de los visitantes (aunque nada comparable a los miles de famélicos que pierden la dignidad por una miga de pan gratis en el Barcelona Degusta, eso si que es patético), puedes sacar mucho en claro respecto al mundo de la alimentación en clave ecológica. En uno de los puestos, una pareja entrañable de Huelva nos estuvo explicando como producían su excelente jamón y embutido en Jabugo. Tienen una finca pequeña y junto a otros dos o tres productores, son los únicos que se empeñan en tratar todo el proceso del cerdo ecológicamente. Sus animales viven en plena libertad, los sacrifican a los 20 meses en vez de a los 14, y lo hacen sin dolor, mediante un moderno proceso que hace que el animal muera inconsciente y que por ende, la carne tenga más calidad, nada bondadoso pude salir de un animal que ha gritado y ha sufrido; en su caso, incluso el transporte de los marranos al matadero se hace decentemente, ni hablar de bestias apelmazadas en inmundos camiones. Luego, como en el caso de las verduras o la fruta, el producto ecológico resultante es símplemente mejor. Ellos lo hacen por convencimiento moral, porque si tuvieran que mirar por la pasta ya estarían actuando como las demás empresas de la zona. El suyo es un acto de resistencia, de guerrilla, y cuando esta noche me he comido unos grasientos cortes de lomo del que les compramos ayer a Armando y Loli, que así se llaman ellos, me he sentido alguien afortunado y bueno. Que el hombre coma de animales que han vivido dignamente es mucho más inteligente que comer lechugas de por vida. En casa procuramos que el pollo sea de corral, como los huevos, y la verdura ecológica, y día a día vamos aprendiendo que el hombre cultiva vegetales y mata animales para comer, y que nuestra obligación es procurarles a estos una existencia digna y acorde con su naturaleza, mimar al fin y al cabo lo que luego nos comemos.

9 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Tambien intento comer de la manera mas digna con el mundo, pero mucho productos Bio son un timo y dificil de encontrar en muchos casos, por no hablar de los precios.España esta en la cola en esto de lo Bio.En cuanto a lo del animal que no sufre, etc, etc... que se lo pregunten a el! a ver que contaria,y conste que como de todo.
un abrazo

Jo Grass dijo...

Todavía nos queda mucho para equipararnos a otros paises de Europa; a pesar de nuestras posibilidades. Yo consumo producto biológico, pero es cierto que aquí todavía resulta un lujo.
besos

Madame de Chevreuse dijo...

Bueno, yo hace años que no como animales muertos pero buena parte de mi rechazo se generó cuando lei las condiciones para que una carne tuviera la categoría de ecológica ¡pero si eran condiciones mínimas de limpieza y trato! Sólo leer un poco sobre la producción de huevos. aterroriza.
baci e abbracci

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Me parece bien que se haga esto, pero... yo es que como cuando tengo hambre y... claro que está mal que un animal sufra innecesariamente y tal, pero... podría estar poniendo puntos suspensivos eternamente, no sé si me explico...

Víctor Hugo. dijo...

... Te explicas Aitor, te explicas... Y ahora me disculpan que me voy a zampar un chuletón, con su ensalada de lechuguita tierna, eso sí:)

manel dijo...

Creo que el tema ecológico en este país está todavía en pañales. Como dices se trata básicamente de actos de resistencia de industriales pequeños. Y eso encarece mucho el precio. No todo el mundo puede permitirse gastar ese tipo de productos. Un saludo.

paulamule dijo...

Yo procuro hacer como tú Marc, como pitu celeya que llamamos aquí, los huevos lo mismo pero poco más. Ojalá fuera verdad lo que te contaron respecto a los cerdos. Hubo unos años en los que fui incapaz de comer carne por culpa de algo que vi que mejor no cuento. Ahora la como pero sólo casi por obligación y muy poco. ADemás tampoco es que me vuelva loca. Como ya dije hace unos días prefiero el pescado mil veces aunque la forma de captura de éste en muchas ocasiones deja mucho que desear. En fin, que comprendo que haya que matar para comer pero única y exclusivamente lo que se necesite, no indiscriminadamente y dependiendo en qué condiciones.
Perdón por el ladrillo.
Salud.

GorDT dijo...

Tema complicado este, yo tengo un amigo que no come nada de carne, y es por motivos eticos. Y con el debatimos agusto a veces sobre su posicion, y la de otros tantos. Yo personalmente me confieso un bruto, no suelo pensar lo que ha pasado el animal del que han sacado lo que estoy comiendo, me gusta la carne y no puedo evitarlo.

Saludos!!!!

Möbius el Crononauta dijo...

Pues o nos hacemos veganos, o no sé de donde sacar carne cuidada y mimada hasta el máximo...

Saludos