domingo, mayo 09, 2010

REY OPERADO

Determinado sentimiento antimonárquico me parece muy rancio, tanto o más que la propia monarquía. Es patético, predecible (y poco edificante) oír los típicos comentarios a própósito de la operación a la que ha sido sometido el monarca en Barcelona, del tipo "que se joda" etc. Los hay que en vez de personas parecen animales, como los que se alegran de que el toro coja a José Tomás. Yo hay cosas que no digo ni en broma: no digo ni en broma expresiones tipo "puto negro", que muchos sueltan con la bula de que claro, están bromeando, o viendo un partido de fútbol, y pueden hacerlo, y tampoco digo que se joda el rey. Nuestro nivel moral empieza por tonterías como estas, y a mi nunca me gustaron los chistes racistas o machistas, o las idioteces que se dicen sobre la monarquía. Hay un límite que debemos aplicarnos ya sea delante de unas cañas con los amigos o en el mismísimo parlamento. Lo peor es que cuando pones mala cara ante este tipo de expresiones, te miran como si no les hubieras pillado la broma. Qué gracia, puto negro, que se joda el rey, qué puta gracia.

11 comentarios:

Metafrastida dijo...

Exactamente. Como te entiendo. No lo soporto.

paulamule dijo...

Yo tampoco le deseo el mal a nadie pero reconozco que los toreros se exponen a ello y no me dan ninguna pena.
Salud.

Belén dijo...

Bueno, siento lo del rey, la verdad es que es un susto muy gordo y espero que se quede en eso, en un susto...

Lo operaron un sábado en la pública, cuando los quirófanos concertados son de lunes a viernes. Tienen toda una planta bloqueada porque es el rey... hijo, tanto bombo es lo que me enferma...

Besicos

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Lo del "que se joda" es ridículo, pero como dice Paula, nadie te obliga a ponerte delante de un toro o a subir un monte de 8000 metros o a tirarte de un avión en paracaídas...

Lo del Rey -yo no soy antimonárquico porque total el dinero se va a tirar igual- pues es una pena pero es normal en alguien de su edad. Quizá debería pensar en que ya es momento de abdicar y no hacer el ridículo.

pedro12 dijo...

Yo una vez dije que la única condena por la ignorancia, sera la ezclavitud de sus palabras. Yo sinceramente no creo en los extremos y sobretodo no le negaría el agua ni a mi peor enemigo, pero como siempre se ve my friend, hay gente pa tó y a patas jejeje.

Un abrazo!

GorDT dijo...

Me ha gustado mucho tu razonamiento, tienes segun lo veo yo mucha razon. Esto como todo en la vida es cuestion de opiniones, pero como dice Pedro, los extremos no me gustan, y aunque no este de acuerdo con la existencia hoy en dia de una monarquia, para nada me alegro de la enfermedad de ese hombre.

Saludos!!!

El rey lagarto dijo...

Tienes toda la razón.

Por encima de las creencias e ideologías debería de estar la coherencia, la educación y la ética.

salvi dijo...

Hombre, a un torero, claramente: que se joda y más. Respecto al rey: un sinvergüenza estando sano o enfermo. Como Samaranch, un fascista indecente y que descanse en paz.

salvi

Jo Grass dijo...

Yo tampoco soporto ese tipo de comentarios, vayan dirigidos a quien sea. Me parece una falta de respeto y educación tremenda. La gente que se pasa la vida utilizándolos impide claramente que dejemos de tener una abundante población machista y racista hasta unos extremos intolerables, pero claro, ellos salen con el asunto de la broma! y aquí no pasa nada. Un ejemplo estupendo para sus hijos que mimetizan sus frases lapidarias y las hacen suyas, incorporándolas a su educación y a su vida diaria. Tremendo

Perem dijo...

No se si mi sentimiento antimonárquico sera rancio o no, pero tengo claro que la institución se las trae. En un mundo donde lo que vale son los méritos, el esfuerzo personal, la lucha diaria para conseguir unos determinados objetivos, ya sean en forma de trabajo, estudios, o lo que sea, me parece absurdo, inmoral, injusto.... y aquí podría seguir poniendo adjetivos hasta el final de los días, que por el simple hecho de haber nacido en el seno de una determinada familia ya tengas méritos suficientes para tener un rango y una vida garantizada.

El Sr. Aznar nunca ha sido santo de mi devoción, mas bien al contrario, pero si llego a presidir la nación fue por méritos propios, y ahí no tengo nada que decir, pero lo otro.... no, por ahí no paso, no puedo, es superior a mi.

Toros? Ufff..... nadie obliga a nadie ponerse delante de un bicho de 600 kilos. Y si se ponen ya saben a que se exponen.

Un saludo, Marc.

rene dijo...

Es que asi estan las cosas, tanto sudmericano....jodé, no se puede!!!!
Por otra parte, hoy me pare frente a la bestia...600 kg...y me la comí !!
Ahora pago las consecuencias.....

el sudaka