domingo, mayo 08, 2011

KING KOBRA, 2011


Pues ya lo comentó el amigo Nortwinds, el disco de "retorno" de los King Kobra del señor Carmine Appice es una gozada. Cómo un disco grabado de forma tan amorfa e impersonal (enviándose los músicos participantes todas sus partes por e-mail) puede resultar tan caliente. Gustoso, potente y melódico. Recupera el sonido, las maneras y los tics de los lejanos USA ochentas. King Kobra fueron una operación de cirujía MTV en una América deseosa de ver pelanas teñidos desgañitándose, enfundados en spándex y rockeando para ellos y para ellas. Y como hard rock pasado por la termomix de mediados de los 80 funcionó. Lo raro es que ahora suenen tan bien en este disco de retorno, otra de las empresas que el viejo Carmine pone en marcha para pagarse las obras de su piscina. Música creíble (sí, este término puedes aplicarlo a bandas como esta y Tom Waits no se enfadará), aunque el tinglado tuvieran su origen (y su retorno actual) en despachos y oficinas. Vibrante hard rock metalizado y lluvia de palomitas de colores, me gustan prácticamente todos los temas. Excelente fast food hard rockero.

5 comentarios:

Alex Noiser dijo...

Me ha molado mucho el disco.

Siempre es agradable que los grandes de los ochenta se decidan a seguir con su carrera, y dejar de rememorar épocas pasadas, hay que evolucionar.

Saludos tío!!

Txals dijo...

Si la música es buena, es buena, independientemente de donde se negocie el retorno. Las cosas hechas con pasión se notan. Pués no los he escuchado ni en los ochenta, así que estará bien descubrir este grupo de rock.
Saludos

Da Muzz dijo...

Tengo que darte toda la razón, este disco es fantástico. Un retorno muy digno con canciones que enganchan desde la primera escucha.
Un saludo

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Se posiciona potentemente entre los mejores discos de hard rock del año. Sonar suena impecable, a eso no se le puede poner ninguna pega. Aunque en lo de fast food tienes mucha razón. Pero como disco palomitero es perfecto.

KARLAM dijo...

Bajando! gracias, que se me había pasado jeje.

Saludos.