sábado, septiembre 17, 2011

ALICE COOPER, WELCOME 2 MY NIGHTMARE


Hasta esta mañana, el disco de Alice Cooper me parecía una soberana broma, una horterada. Pero mira por donde que hace un rato la cosa ha hecho "clic", y ahora ya sé donde situarme yo como oyente para disfrutar minimamente de este Welcome 2 my nightmare. Tómate este disco como un cajón desastre donde cabe de todo (compáralo, salvando las distancias insalvables claro, no ya con Welcome to my nightmare, sino con Goes to hell, un disco donde había mil estilos, desdel el musical Broadway al rock vicioso, al jazz de club... y todo funcionaba), tómatelo no como un disco conceptual (a quién le importa si aquí hay una historia o no, si quiero rock duro con guión ya tengo a King Diamond), sino como un paseo divertido donde puede pasar de todo. Power pop de la talla de Ghouls gone wild, disco-rock cachondo en Disco bloodbath boogie fever, escenas Broadway como Last man on earth, temas envenenados y resacosos como When hell comes home, o rock n´roll a todo trapo en A runaway train (uno de los temas en los que toman parte los supervivientes de la Alice Cooper Band, emocionate). Hay fallos grotescos, como el incomprensible tema inicial, I am made of you, con un efecto en la voz a lo Paulina Rubio que dan ganas de pegarle una colleja a Alice y a Bob Ezrin; o la mala y totalmente innecesaria, What baby wants, con la participación de KeSha a la voz, que no sé ni quién es. Muchos hubiéramos preferido un disco de canciones, más al grano, como aquel adictivo Dirty Diamonds, pero Alice se ha empeñado en hacer un último esfuerzo de grandeza en el estudio, y con la excusa de una segunda parte de su primer álbum en solitario, nos ha montado una fiesta de la que me veo que algunos amigos fans & bloggers van a salir pitando. Yo por mi parte, ni salgo pitando a los cinco minutos ni me quedo hasta el final; estoy simplemente contento por el atrevimiento, por los solos de Steve Hunter, por algunos temas (no me olvido de la rockera, clásica, I´ll bite your face off), aunque bastante mosca con ciertas canciones y ciertos inútiles tics de radiofórmula moderna.

11 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Aún no lo he oído pero me jode tomar el mítico "welcome to my nightmare" (acojonante disco) como reclamo, haberle puesto otro título, joder.

Ofersan dijo...

PAra mi es un poco desconcertante, bueno muy desconcertante, tiene grandes temas rock y otros que los podria tocar PINK ¿? No se yo, le dare otra escucha para ver si le pillo el punto!!!!

ROCKLAND dijo...

Pues, a mi no me está gustando nada de nada este nuevo invento de The Coop. Y mira que soy un fan que admira toda su obra publicada en los 70 pero esto es pobre, pobre. No le veo mucho sentido al tratamiento dado a ciertos temas y estamos a años luz de la primera parte que es un clásico como la copa de un pino.
Prescindible a todas luces. Simple opinión, of course!


Salduos.

paulamule dijo...

Pues yo soy de las que me parece una broma de mal gusto y más al ser la segunda parte del inigualable "Welcome to my nightmare".
Me gustan un par de temas y lo demás es un refrito para jovencitos sin ganas de ahondar mucho más en la carrera de este genio. Pero ya sabes, es sólo me humilde opinión.
Espera que le haga yo la crítca. Voy a ponerlo fino.
Salud.

Möbius el Crononauta dijo...

El sencillo me gusta, no sé como será el resto, pero lo del título me parece más jugada comercial que decisión artística.

Thumb dijo...

Nunca entre a saco en la carrera de Alice, pero cuando lo haga no creo que empiece por aqui, jejeje...

Saludos.

Phoenix dijo...

No he scuxado el disco pero no m parece bn Q lo titule como si fuera la cntinuacion d la primera gran parte

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Bien, los que lo habeis escuchado teneis parte de razón, creo. Y entiendo el cabreo de Rockland, Paula, Ofersan... Pero yo me he empeñado, y creo que ahor apuedo disfrutar de la mitad del disco sin problemas. Lástima de la otra mitad.

¡Gracias a todos!

Benet García dijo...

La verdad es que no sé si me apetece mucho escucharlo, la verdad.

Anónimo dijo...

Son buenos temas que ganan con las escuchas, aunque es un album no apto para los que tienen prejuicios ni para los fundamentalistas musicales

Anónimo dijo...

Para mí, superfan de Alice Cooper es un buen disco. Hay que escucharlo un par de veces pero de primeras me ha entrado perfectamente. Seguro que en directo gana mucho más