lunes, mayo 12, 2014

ME ALTERO SI NO PUEDO ESTAR CON ELLA

Marina está en un momento increíble e irrepetible.

Me pasa desde hace un tiempo que me altero si no puedo estar con ella, si por trabajo no puedo bañarla como hago cada día, si no damos nuestro paseo con la perra, y ella se empana con las piedras, los caracoles y las flores. Debe ser terriblemente frustrante no poder compartir cosas con tu hija, por la distancia o el trabajo, o porque eres un imbécil ¿Qué sentido tiene la vida si no puedes estar con tu hija?

Ahora, con su edad, dos años y poco, me altera no estar con ella. Como los típicos sueños en los que has de llegar a un sitio muy importante y nunca acabas de llegar. Y mi tiempo cuesta más ahora. Mi tiempo es el de ella, y no hay nadie que pueda igualar la oferta.

Sé de padres que pasan, delegan, se la pela todo. No lo entiendo. Hay también algo más, su presencia y amor me resitúa, me recuerda mi propia mortalidad y esas cosas. Me recuerda que ella está viniendo, y yo, poco a poco, ya me estoy yendo. Cada día de felicidad que ella me regala no tiene precio. Después de tantas vueltas, de tanta tristeza, se te presenta esta oportunidad de amar de una forma total. Tengo mucha suerte.

3 comentarios:

21st Century Schizoid Man dijo...

Pasa tiempo con ella, que luego se hará mayor y vendrá con el novio reaggetonero jajaja, es broma.

Un abrazo, Marc; un beso a tu pequeña, también. Buenas noches.

Marc Monje dijo...

Jajaja! Gracias a ti 21st!!

kira permanyer dijo...

si que la tienes, la suerte. Yo doy gracias desde que tengo a mis dos soles, aunque siento como tu, cuando no puedo estar con ellos se me encoje el estomago... esas risas, y cuando sea tu nena más mayor, esas confidencias... son la mayor vitamina.Yo soy también muy pero que muy afortunada. Cada cual que gestione la maternidad/paternidad como crea que es mejor, yo la disfruto porque fue elegida.