martes, julio 15, 2014

LA CORRIENTE HARÁ EL RESTO

Caes y te levantas. Estás hecho de una materia empecinada, que insiste en ocupar su sitio en el mundo.

Cansado de mirar interesadamente hacia los que crees que lo hacen mejor que tú, has aprendido a aplaudirte cuando nadie lo hace, a limpiarte el polvo y a sacarte brillo, aunque nadie lo note. Has desarrollado un sentido de generosidad hacia el mundo, has desarrollado una cierta sonrisa que quieres dar a los demás, aunque te crujan los labios, aunque mientas, aunque se note. Y ya no dudas de tus capacidades, de tu creatividad, del amor que has dado y del que te queda por dar.

Hay un plan maestro ¡lo has leído en un libro! y te dejas llevar por la marea, dejas de resistirte, y simplemente tratas de mejorar la caligrafía de tu mundo, que no es poco, que lo es todo. La corriente hará el resto.

2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Genial, Marc, genial. Construirnos nuestro propio mundo es lo mejor que podemos hacer para rehuír ciertas cosas de ese mundo feo de ahí fuera.

Marc Monje dijo...

Gracias por tu comentario Alex, atinado como siempre!