viernes, julio 24, 2015

PAÍSES MARCA BLANCA


Me da tanta grima que Colau retire el busto del rey, como que luego los del PP pongan un cuadro de su majestad en su lugar.

Reivindico la falta de simbología. Los países sin banderas, sin himnos, sin imaginario reciclable por políticos sin ideas, los retratos y los bustos sin reyes.

Una bandera ¿la catalana? ¿l'estelada? ¿la española? bah, tela de colores. Me dan igual. Las banderas y los bustos de reyes están ahí y sirven para la controversia, la división y la polémica, que es la sustancia de la que se nutre el político actual.

Ya no respondo a bandera alguna, que me llamen si quieren, y menos a un himno o a un rey. Me sentiré más o menos catalán, por ejemplo, por motivos meramente prácticos, aunque eso me pueda convertir en botifler  o en imbécil, según algunos. No quiero querer a un país. Es que no le veo la gracia. En Catalunya hay demasiado gilipollas como para sentir algo por este país. Quiero estar bien donde esté, saber de donde provengo y ser consciente de mis raíces. Pero mis raíces no dependen de una bandera o una opción política, faltaría más.

Un futuro con países marca blanca, sin bandera ni simbología. La cultura y la historia, de la gente y de lo que haga cada uno de ellas. Retiraron los crucifijos de las instituciones, bien hecho, que saquen también las banderas y los bustos. Que los políticos valgan por lo que hacen, no por lo que dicen representar.

6 comentarios:

manel dijo...

Amén.

Addison de Witt dijo...

Cierto, fichas que mueven en su tablero de cara a la galeria, que somos nosotros, mejor enchufarse los cascos cn algun rock and roll y pensar por uno mismo, dando la espalda a su tablero trucado.

Anónimo dijo...

Pues si miramos en tu historial, hace mucho tiempo decías otra cosa.
Y lo sabes

Peter Allman dijo...

En parte lo que ha hecho Ada Colau tiene sentido. El Rey es el máximo representante de todas las oligarquías nacionales y Ada entro en el ayuntamiento para servir al pueblo. Esa foto o busto que no representa al pueblo, sino a la bandera nacional y a sus casas oligárquicas pues no tiene sentido en un gobierno que esta al servicio de su pueblo.
Un saludo!

sammy tylerose dijo...

Anónimo, yo tb recuerdo a Marc en clave nacionalista, ¿pero desde cuando es criticable un cambio de parecer? Al fin y al cabo, hablamos de sentimientos ... Yo también paso fases de mayor y menor euforia catalanista ... y no pasa nada, no me considero traidor. Hay semanas que saldría yo mismo al balcón a proclamar la independencia de forma unilateral y otras en que mandaría a Mas, Junqueras, la ANC y su puta madre a una expedición sin retorno a la Antártida!

Marc Monje dijo...

Gracias Manel!

Addison, you name it. El rock n' roll cura muchas de estas taras.

Entiendo lo que dices Peter, pero el gesto de Colau es igual de teatrero que el del PP reponiendo al rey. Jugar a las cartas con la simbología del país.

Sammy: exacto, menos en el rock n´roll, es sano cambiar de opinión. Me encanta que haya tanta gente que crea que eso es de flojos.