miércoles, septiembre 26, 2007

KINKS en los 80. Vivir de rentas??? Noooo.




Visionar el concierto emitido por el programa Rockpalast de principios de los 80 de los Kinks. Esa es una actividad perfecta para cualquier día laborable.

Los Kinks, desde finales de los 70 volvieron a reinar con un peinado hard rock, discos como Low Budget o el brutal Give the people what they want, y un directo que mataba.

Visionad este concierto.

Un Ray Davies, bebido o drogado, o quizás simplemente feliz de estar vivo, dejándoselo todo en el escenario. Como un adolescente. El grupo disfrutando, incluso el soso de Dave Davies.
Pero el concierto es de Ray. Cómo canta, cómo se emociona, cómo bebe, cómo se cambia de americana. Destroyer, Around the dial, la pegadiza Add it up... son canciones oscuras de los Kinks, el tipo de material que componían por entonces, años después de su etapa clásica, los sesenta, son canciones enérgicas, interpretadas por unos tipos que quieren gustar, y que cuando terminan el concierto parece que no tengan ganas de irse.
Adoro este concierto, y adoro a los Kinks del ´75 al ´85.

Buscad discos como la opera rock Schoolboys in disgrace, el citado Give the people what they want, o el complejo Misfits, y sobretodo el disco que me convirtió en fan, el directo One from the road (Le debo la vida a mi hermano, suyo era el disco, y gracias a él yo gasté mi copia en cassette cuando volvía del cole a casa). No todo se acaba en Lola y You really got me!
Add it up, ooooohhhhohhhhh! Add it up, oooohhhohhhh!

2 comentarios:

Pedro Monte dijo...

Me encantan los Kinks (kinkis, como a mi me gusta llamarlos) y me gustan los músicos que se drogan y lo dan todo en el escenario. Ese directo no tiene desperdicio.Sí señor!

Marc Monje dijo...

Y además, Ray fue un excelente escritor de canciones. Nadie jugó tan bien como él con las tradiciones, mitos y costumbres de los británicos.