domingo, diciembre 23, 2007

FUENTE DE VIDA


Uno ha de estar siempre agradecido por las cosas buenas de la vida. Y, si, mucha música, cine, comer y beber, pero hay algo que está por encima de todo eso, y a eso precisamente rindo pleitesía desde hace varios años, cada día de mi vida. Señoras, señores: la fuente de la vida ¡el ventolín!
No me he drogado nunca, la verdad, a parte de porros, que nunca me causaban un efecto demasiado memorable, a parte del coñazo extremo de tenértelo que fabricar, pero estoy seguro que un chute de ventolín es un buen sustitutivo de cualquier tipo de droga. Absorbes ese maná amargo al coger aire, y notas que te penetra, y que todo el aparato respiratorio se abre de par en par, cual flor de primavera. Y entonces, es que es un placer orgásmico, es como si dios bajara y te dijera: mira, te doy un poco más de vida, disfrútala tio, te quiero.
El ventolín es mi gran amigo. No hay nada mejor que un ventolín lleno a rebosar, y nada peor que uno a punto de terminarse, porque entonces cuando te chutas, te quedas a medio camino, y lo pasas fatal. Pero esa es la parte oscura del asma, de la cual mejor no hablar.
Fijaros en el diseño del ventolín, una máquina perfecta, una pistola que dispara balas de vida (¿alguien recuerda la escena del matón y el ventolín en una de las pelis de los Cohen, aquella con Clooney y Zeta-Jones? Los ventolinoinómanos la tenemos en gran estima). El azul, ese azul clínico, de hospital de la posguerra, el cuello, justo para que lo puedas agarrar bien fuerte, el tapón de un color más oscuro. No hay detalles supérfluos, es el minimalismo hecho medicina.
Tengo un ventolín en cada rincón de mi casa, y llevo uno en el bolso, aunque también lo encontrarás en mi coche y en mi despacho. Adoro a mi médico de la seguridad social porque me lo receta sin hacer preguntas (otro día hablaré del inhalador para profesionales ¡¡el Symbicort Thurbohaler !!).
La vida sin mi ventolín no sería igual.
Venga, todos a inhalar conmigo: destapad, a la boca y uno, dos... ¡tres!: ssshhhhhuuuuuugggggggggggaaahhhhhhhhh!!!!!

1 comentario:

Cristina dijo...

i si inhales quan no tens crisi? què passa, t'allarga la vida?;-)