lunes, enero 21, 2008

MÁS SOBRE LOS SUPERS

Gracias por tu comentario, Marian.
Lo de los supers con los productos en cajas de cartón, tipo mercado de Kazajistán, dicen que es un truco para que el cliente piense inconscientemente que todo es más barato. Que igual no lo es, pero el hecho de estar en plan mercadillo de tres al cuarto, lo hace parecer todo mucho más económico. El Lidl es el Lidl, no hay que engañarse, ellos no esconden su condición de subproducto, de tienda para refugiados, no sé, comprar la comida en el Lidl y la ropa en Humana debe ser lo más parecido a una pesadilla sin fin.
Me produce más vómitos el Día. En Gracia, donde vivíamos antes, había uno que era especialmente decadente. En la entrada te topabas con un cochecito de esos en el que metes a tu hijo y le haces creer que va en un coche de policía, o de bomberos, o un helicóptero. Lo de menos es meter el euro que te piden. Ya me dirás que pinta una atracción así en un súper como ese, donde parece que la Guerra Civil no haya terminado. Productos en cajas, por supuesto, y ninguna variedad, estanterías semi vacías. La charcutería daba asco, tendría que estar precintada por la Generalitat, y las cajeras te cobraban las bolsas. Claro que ahora está fantástico que te las cobren, porque se ve que son de lo más contaminantes. Día, al fin y al cabo, debe ser una empresa adelantada a su tiempo...

2 comentarios:

kaverillo dijo...

A mí se me pasó el turno, eres tan prolífico que cuando quise escribir un comentario ya no estaba en primera página, pero la verdad es que el de los supers es el mejor post hasta ahora de este blog.

Marc Monje dijo...

¡Gracias!