martes, agosto 12, 2008

ON TOUR: BOB DYLAN WITH TOM PETTY AND THE HEARTBREAKERS AND THE QUEENS OF RYTHM ´86-´87


Nadie recuerda este tour, como tantos tours del Bob Dylan más en horas bajas que sin embargo demostraron que en directo este tipo era algo especial: Su tour rockero (sin tocar una sola nota de armónica) en el 88, su gira "drunk" del 91 por Europa, sus giras más Grateful Dead allá por el 93, con improvisaciones instrumentales larguísimas en casi cada tema... Dylan siempre responde en directo, y en el macro tour de las temporadas ´86-´87 teniendo a Petty y sus Heartbreakers como banda demostró que no solo se podía igualar a la gira con The Band del ´74, sino simplemente, mejorarla.


Dylan en el ´86 es un artista con ganas de hacer ruido. El tour con Petty por los USA (agotador, de costa a costa) no decae en casi ninguna fecha, las versiones de Positively 4th street, Masters of war o temas nuevos como I remember you son sólidos rockers intepretados por Petty y los suyos en plena efervescencia, felices y dichosos por apoyar a un Dylan que poco a poco descubre la libertad de la que dispone para hacer y deshacer como le plazca. Pero todo culminará en el brutal tour europeo del ´87. Bajaros bootlegs como el del concierto de Dortmund, o el de Modena, o el último de la gira en Londres, con George Harrisson desfasando en Rainy day women... Dylan jamás ha sido tan caótico, tan libre, tan expuesto a los astros como en aquellas fechas. Sus intros a la armónica son tan imprevisibles como emocionantes, y notas que tema a tema, la banda trata de adaptarse a su ánimo, y en ese proceso, surge la emoción. Dortmund es un concierto perfecto, en serio. Empieza con un Knockin´on heaven´s door histórico, y emociona hasta las ovejas con Señor, o con Frankie Lee and Judas Priest. Dylan cambiaba de repertorio cada noche, un día empezaba con Like a rolling stone, el siguiente con la titánica In the garden, un día tocaba veinte temas y al siguiente tocaba quince distintos a la noche anterior, ¡poneros las pilas Heartbreakers!
Un buen resumen en imágenes de la libertad de este periodo dylaniano nunca suficientemente valorado es la versión de Knockin´on heaven´s door del video Hard to handle, editado en los ´80, y que también podemos ver en el documental Runnin´down a dream dedicado a Tom Petty: en imagen, esa intro de armónica y ese momento en que Dylan, con un gesto del brazo mientras toca, frena a la banda para que le dejen unos segundos más de intro, para que fluya la emoción, para fabricar momentos que son sueños; luego la banda arranca y todo se desborda. Posteriormente hemos sabido que durante la gira por Europa del ´87 Dylan se replanteó el futuro de su carrera, y que en concreto, mientras tocaba una de las canciones en la fecha de Locarno, sintió que lo que hacía ya no tenía sentido, y que cualquier tipo de conexión con el público ya se había perdido, se sentía un jodido impostor. Bien, eso no es lo que se oye en los bootlegs de este periodo. Tan solo imaginad: Un Dylan en pleno éxtasis espontáneo, ahora canto como dios, ahora canto a medio metro del micro y ni siquiera me importa, Petty y los Heartbreakers alternando en el concierto partes con temas propios en el momento más dulce de su carrera, un coro de mujeres gospel que da empaque al conjunto... Y sin embargo, poco se recuerda de un tour así. Dortmund, Londres, Módena, Munich (¡un puto concierto el de Munich que empieza con la larguísima canción-película Joey!)... Bootlegs que deberían formar parte de la cara oficial de la discografía de Dylan. A mi me ocurre con frecuencia: entro en este tour y no puedo dejar de escuchar las grabaciones, paseo al perro con el I want you de Módena, o con algún A hard rain... de la gira USA, yo que sé, miles de momentos que no pude vivir, pero que escuchados ahora, no pierden un ápice de la fuerza y -repito- libertad que tenían cuando fueron creados, a mediados de los 80, en los escenarios de medio mundo.


(Bootleg histórico, materia de bachillerato: Dylan y Petty en Dortmund)

2 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Gran entrada. En su momento se dijo que Petty se acercó a Dylan con la intención de chupar cámara pero la verdad es que no queda muy claro quien ganó más en todo esto. La carrera de Dylan no pasaba por su mejor momento y un agotador Tour con Petty y sus secuaces le vino muy bien.

Saludos.

Marc Monje dijo...

¡Fue el inicio del Neverending tour!