sábado, octubre 18, 2008

GOZAR Y PAGAR

Tiempos de crisis. Apretarse el cinturón consiste en controlar tus gastos, rebajar de aquí y de allá, ahorrar. Pero también significa hacer de la vida algo menos brillante, bajar del cielo al que estabas acostumbrado y empezar a andar por la simple acera de los mortales. Vivir es gozar de lo que quieras y puedas, del amor, de la salud, de la cultura, de la comida, de la música, de los viajes, y todo eso se paga. Sí, también el amor se paga, todos hemos invitado a esa chica que no llega a hacerte caso a unas copas o a una cena, y lo hemos hecho por amor, hemos pagado para reblandecerle las neuronas y poder hacer algo con ella luego, en tu casa o en la mía, y los que son clientes habituales de los bonitos y luminosos locales de la Autovía de Castelldefels también han pagado por amor, o para amar. Pero eso se está terminando. Ahora no irás a ese restaurante donde pica tanto la cuenta pero en el que te sientes un héroe, irás a otro peor, no irás a ese concierto irrepetible pero carísimo, te quedarás en casa, no viajarás, no irás a una obra de teatro que se salga del presupuesto, beberás un vino mucho peor que el Ribera con el que tanto disfrutas y el jamón del mercado, ese que parece dehacerse, glotón, en sus grasas cuando lo miras, tendrá que ser de paletilla. Verás menos películas porque nadie paga para hacerlas, oirás menos música porque nadie paga para crearla. Queda grosero ¿verdad? pero es así: Gran parte de las cosas que nos hacen felices, esas que le dan brillo al planeta, se pagan con dinero. Y ahora tendrás que apretarte el cinturón, y no podrás beber tu Ribera, y te lo pensarás dos veces antes de invitarla a ella a un buen restaurante. Y ella te mandará a tomar por culo.

8 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Pues si amigo, la pasta nos hace falta, está escasa pero...


Saludos.

Marc Monje dijo...

Tú no pienses en estas cosas, Cavaliere, que ahora te toca disfrutar... ¡y gastar!

salvi dijo...

Jolín... (pensativo) da gusto leer un texto tan bien escrito, y gratis ;-)

Marc Monje dijo...

Y da gusto leer comentarios como el tuyo, Salvi.

URGANDA dijo...

Te puedo enumerar una lista interminable de cosas fabulosas que son gratis, pero si tú que eres inteligente no la tienes ya, sorry!

URGANDA

Elena dijo...

Ella te mandará a tomar por culo, no lo dudes. A mí ya no me invitan a tantas cosas, no solo por la crisis, también influye la rutina matrimonial, y quiero tarifarlo pero ¡ay! estoy casada, y eso cuesta dinero, tiempo y papeleo. Me casé antes de la crisis, por desgracia.

Marc Monje dijo...

Urganda gracias por tu comentario. Mira, yo de inteligente poco, y que hay cosas gratis que hacer en el mundo sí, es verdad, aunque pocas y a veces no tan atractivas como las que pagas. Casi que prefiero una lista con cosas fabulosas que cuesten dinero... pero que sean baratas.

Elena, tú y yo estamos en el terreno de las autoinvitaciones. Es lo único que nos queda, autoinvitarnos a todo, no sea que nos mandemos a tomar por culo nosotros mismos.

La rusa Joropera dijo...

yo no estoy de acuerdo...Urganda 100 punto... Marc un poquito de creatividad para este momento coyuntural y poder seguir viviendo tan felices como hace unos días en Nueva York comiendo en un sitio Fashion y bebiendo un buen vinito...Quizá el dinero nos haga ser menos creativo a la hora del disfrute...