sábado, noviembre 22, 2008

CALLE TALLERS

La calle Tallers es de siempre la calle de las tiedas de discos en Barcelona. La primera vez que fuí iba con mi hermano, y exisía Discos Jesus y otras más, y en Revólver, el de la esquina, el rojo, las cubetas eran de lp´s, y recuerdo ver un día al fogoso dueño, gerente o lo que sea, escupir en uno de los discos para limpiarlo y colocarlo acto seguido en su sitio a la venta. El rock n´roll siempre ha tenido algo de freático, como el imprescindible tufo de Tallers por la noche, o temprano por la mañana, esos orines todavía calientes. Tallers ha pasado épocas malas, épocas donde la propia calle no sabía qué hacer consigo misma, si orientarse hacia las tiendas cool o tratar de ponerse guapa y alentar un cierto turismo respetable en algún hotel. Ahora pasa por un buen momento. Me encanta ir al Revólver verde entrando por Plaça Universitat y cruzarme con docenas de chavales de estética gótica, perfectos e inmaculados, en un paisaje que ya habría querido yo en mis años mozos en esta misma calle. Ahora, esos adolescentes heavys han reactivado alguna que otra tienda de bajón (el Revólver rojo), y le dan un sentido a la calle. Por lo demás, algunos locales van cambiando, demasiadas zapaterías y tiendas que a mi no me interesan, hay cafeterías monas, un entrañable pub irlandés, la imprescindible coctelería Boadas, lo de siempre... pero las tiendas de discos con solera (o por lo menos las mias desde hace centurias: Revólver y Overstocks, aunque en esta última me gusta mirar y no comprar) y las de instrumentos, con escaparates donde las preciosas Rickenbacker te saludan, la convierten en algo único. En Londres no hay una calle así.

7 comentarios:

ROCKLAND dijo...

Siempre me encanta darme un garbeo por esa calle cuando voy a Barna. Todavía hay tiendas de discos muy potentes, sin duda.
Saludos

Perem dijo...

Uhhh el tiempo que hará que no me acerco..... cada vez bajo menos a Bcn, pero esto daría para varias entradas seguidas. La próxima vez que baje de mi reserva espiritual del valles occidental igual me acerco.

Un saludo.

sammy tylerose dijo...

Marc, aunque el nº de tiendas se ha reducido a la mitad, carrer tallers es un lujo total.
De hecho, cuando quebró Virgin Megastore, una de las razones dadas por los analistas fue que las tiendas tradicionales de Tallers tenían un público totalmente fiel!
Las dos de Castelló y las dos de Revolver tienen pinta de estar bien consolidadas, espero que duren muchos muchos años!

Belén dijo...

Yo siempre que acabo en Bcn, me muevo por ahí, me siento como en casa! ;)

Besicos

R Nosa dijo...

¡La de discos que me compré en Overstocks! Era lugar de peregrinaje para mí por lo menos una vez a la semana. Discos, vídeos de conciertos, entradas...

Kei dijo...

Una deuda que tengo pendiente. Me entran sudores frios de pensar en la pasta que me puedo dejar en vinilos como mis expectativas se cumplan con esta calle. En un futuro próximo Barcelona está en mis planes.

Marc Monje dijo...

Sí, la calle Tallers sigue siendo magnífica. Todos hemos potado, hemso paseado y sobretodo, nos hemos dejado pasta en discos.

Gracias por vuestros comentarios.