domingo, noviembre 23, 2008

GUNS N´ROSES: "CHINESE DEMOCRACY" (2008)


Ahora mismo, la gran tragedia de Axl Rose no es haber tirado su vida por el retrete (alguna tarde neblinosa del 95 decidió hacerlo), ni tampoco estar haciendo el ridículo por todo el mundo con un disco paquidérmico, tan grande y a la vez tan vacío y tan retrógrado (aunque vaya de moderno); como aquellos gigantescos tanques que se detuvieron ante un insignificante estudiante desarmado durante la matanza de Tiananmen en los 80, el monstruo de Axl es un coloso con pies de barro, inútil y viejo, burro, y cualquier nota de las que suena en el disco de John Mellencamp (un ejemplo entre un millón) derrumba al gigante de 15 millones de dólares, como David derribó a Goliath. Sin embargo, la gran tragedia de Axl es lo que ha hecho con su leyenda, su casilla en el monopoly del rock n´roll. Desde hace años, Axl ha perdido más puntos que Sarah Palin, ya no es nada y antes lo era todo, y para el fan, pronto mirar al pasado se convertirá en un acto de desmemoria voluntaria, porque para llegar al principio de la historia, Apetite for Destruction, habrá que olvidar muchos años de estúpidas giras, decadencia (la suya y la de los demás miembros de la banda) y por supuesto Chinese Democracy. Igualmente este disco ya era malo antes de salir, ya era malo hace diez años, porque ninguna canción honrada puede parirse de esta forma, y porque las buenas obras de arte suelen salir de personas buenas, no de inútiles gordinflones encerrados en su mansión de reproches contra el mundo. La prensa y la industria hace perezosos esfuerzos para crear expectación, pero nadie que escriba una línea en una revista o periódico puede creerse estas canciones. Adiós Axl.

7 comentarios:

ROCKLAND dijo...

Muy acertada crítica, si señor. Mañana si tengo tiempo hago yo mi reseña aunque bueno tal vez se salve algún tema pero el disco es en reglas generales muy, muy malo.
Un saludo

Il Cavaliere dijo...

Joder!, que duro eres con W.A.R. Pobre Axl, el pobre da muuuuuucha penita. Compadécete de su patético disco, patético estropicio que ha hecho con su leyenda, patético bótox...
Me ha encantado el comentario sobre Mr. Mellencamp.

Saludos.

JoeMeat dijo...

No podría estar MENOS de acuerdo: http://www.solo-rock.com/index.php?main=discos&disc=id&id=144

Belén dijo...

Que miedo me da ir a comprarlo...

Besicos

Elena dijo...

Me ponía un montón, era una de mis mitos eróticos de adolescencia, junto a Michael Hutchence y Sean Penn. Ya ninguno de los tres lo es; Michael murió y Sean es ahora un viejo cascarrabias. Pero yo tampoco soy lo que era, a quién voy a engañar. Nadie lo es.

Además, compartimos fecha de aniversario; siempre me enorgullecí de ello. Ahora, tras saber de su paradero actual, veo que compartimos también los rasgos paranoides del carácter.

Probablemente acabe como él.

Marc Monje dijo...

Rockland, cuanto más malo es un disco más interesante es la reseña. La leeré.

Cavaliere, es verdad Chinese Democracy es un "disco botox".

Belén, el disco no come, pero deprime.

JoeMeat, gracias por pasarte por aquí.

Elena, por lo menos tu serías incapaz de sacar un disco así... ¿o no?

Mr. Green Dumb Leppard dijo...

Todavía no lo he escuchado ni pienso hacer grandes esfuerzos por conseguirlo, aunque si cae en mis manos, mi espíritu curioso me obligará a darle un repaso. Pero no espero nada del disco. Es una lástima que personajes que han conseguido forjarse un nombre en la historia del rock pierdan la credibilidad por su propia incompetencia. Siempre será mejor saber decir basta estando en lo más alto, a arrastrarte por querer exprimir más de la cuenta la gallina de los huevos de oro.