miércoles, noviembre 05, 2008

SAMMY HAGAR, THE RED ROCKER.


Bien, podría estar saliendo a la calle con una cacerola y un cucharón para celebrar la victoria de Obama, o podría estar ayudando a mi señora a preparar la cena, pero ahora tengo ganas de hablar de Sammy Hagar. El rockero más hortera de los últimos treinta años ha sido también uno de los músicos más maltratados por la crítica. Yo estoy harto de alabar a los Van Halen de David Lee Roth, y cuando me harto de eso, me refugio en la etapa Van Hagar, cuando el grupo de los hermanos Van Halen y Michael Anthony, contrata al bueno de Sammy, y arrasa los charts con grandes discos como 5150 o OU182 o su último disco bueno, el perfecto For Unlawful Carnal Knowledge del 91. Eran unos Van Halen más ochenteros, con baladas por doquier, con más sintetizador, pero ganaban en melodía, emotividad y su directo no era ni mejor ni peor que con Roth, sino distinto. Yo no veo infinitamente mejor el video del concierto de los Van Halen con Roth en el US Festival que el que editaron en el 86 ya con Sammy, Live without a net, vale me quedo con el US Festival, esa locura es incomparable, pero Sammy lo daba todo en directo, él era, a su modo hortera y colorista, pura dinamita. Y era y es un gran compositor, su carrera en solitario es más que digna, probad con VOA, del 84, que incluye su clásico I cant´t drive 55, o el Live 1980, con un Hagar todavía setentero aterrorizando al público a guitarrazo limpio, o su directo del 2003, el tremendo Hallelujah Live. Sammy tiene una voz privilegiada (que en las baladas carga como aquellos tigretones dobles de cuando éramos pequeños, estoy de acuerdo), pero encima es un guitarrista notable y ya digo, ha editado fantásticos álbumes de rock. De hecho, su madurez discográfica ya fuera del influjo paralizante, psicótico y acomodaticio de los hermanos Van Halen no tiene tacha posible: Marching to Mars o Not for sale son buenos platos para cualquier fan del rock duro con gancho. Ahora que Sammy es multimillonario gracias a su exitosa marca de tequila (que creo que ha vendido y por tanto se ha forrado todavía más), sus royalties y sus cruceros donde el fan paga un buen fajo de billetes a cambio de pasar unos días en un barco tan hortera como una camisa del propio Sammy, puediendo beber tequila hasta hartarse y por supuesto, presenciar un concierto de Sammy y sus Waboritas en alta mar, ahora quizás Sammy no necesite la reivindicación de nadie, pero quién sabe, quizás lea esto y me regale uno de sus discretos trapitos.


(Sammy aterriza en Washington. Obama, aprende)

5 comentarios:

sammy tylerose dijo...

Como tocayo suyo, a pesar de preferir a Diamond Dave un millón de veces, tengo un enorme cariño a Sammy. Todo un vividor!

lwilbury dijo...

Pues yo estoy totalmente de acuerdo contigo, y por encima me gusta mas la etapa Van Hagar, y sus discos en solitario son cojonudos, menos el anterior que no pude con el, y este ultimo que escuche estos dias y es un poco irregular, temas muy buenos con otros mediocres. Pero es logico el tio esta muy atareado ultimamente. Tb. espero con ganas el proyecto con Satriani, Smith... aver que pasa.........saludos.

Marc Monje dijo...

Sammy, con tu nombre deberías tenerle más que cariño, ¡es como si fuera tu padrino!

Lwilbury, yo tambiñen espero a ver qué tal el proyecto con Satriani. Por cierto, aquel disco Hagar / Neal Schon estaba muy bien, Sammy sabe elegir buenso colaboradores.

Gracias a los dos.

Kei dijo...

Mi disco favorito de los Halen es 5150. Con eso ya te lo digo todo. Que sigan esas reivindicaciones!!!

Rocko dijo...

Sammy Hagar es el mejor vocalista de rock, a mi nuca me gustaron ni la voz ni las payasadas de David Lee Roth, la mejor etapa de VAN HALEN fue con el red rocker, mi disco favorito es FUCK... una lastima que nunca vi a VAN HALEN en vivo, porque si los hubiera visto con Sammy a la voz, ahi mismo podria haber muerto feliz