domingo, diciembre 21, 2008

NAVIDAD MATERIALISTA

Nunca he entendido el sentimiento de culpabilidad que se supone debes tener por estas fechas. Muéstrate en contra del concepto materialista de la Navidad, autoflagélate cuando saques la VISA para pagar los regalos que le haces a tu mujer, a tus padres y suegros y a ti mismo, y sueña con un mundo en que estas fiestas signifiquen tiempo de paz, armonía, misa del gallo y abstinencia comercial, algo así como un ramadán a la occidental. Horroroso solo imaginarlo. Yo desde luego prefiero, en la medida de lo posible, y evitando colas y crisis, disfrutar de la Naviad como una gran oportunidad de... gastar dinero sin que te corroa la conciencia por ello. Supongo que los que desean unas fiestas menos materialistas son los que nos han dejado sin lucecitas por las calles de Barcelona, los que reivindican una Navidad más espiritual. A mi lo de Navidad espiritual me suena a blanco y negro y a Franco, cuando no había dinero que gastar y uno se limtaba a limar el espíritu y cantar villancicos con la abuela y la carraca. Ahora, en democracia, saciemos el espíritu con unas buenas compras, hagamos rular la economía, hagamos que el mundo se mueva.

3 comentarios:

R Nosa dijo...

Yo lo que no entiendo es eso de que hay que ser espiritual y "bueno" en estas fechas. ¿No sería mejor serlo todo el año? Excusas, excusas.

Marc Monje dijo...

R nosa lo mejor sería ser malo "solo" en navidad. O malo por un día. Estoy pensando en un viejo episodio de Star Trek: Spock & company aterrizan en un tranquilo planeta donde sin embargo, por un solo día al año la gente se vuelve loca y lo destroza todo, como si el Barça hubiera ganado loga y Champions el mismo día.

R Nosa dijo...

Hombre, como terapia no estaría nada mal, a muchos les iría bien.