miércoles, enero 14, 2009

THE FIREMAN: "ELECTRIC ARGUMENTS" (2008)


Me embarga la emoción. No tengo palabras para describir lo que suena en el nuevo disco de The Fireman, el dúo formado por Paul McCartney y Youth. Paul toca todos los instrumentos y canta, y produce junto a Youth, grabaron un tema por cada día de estudio. El resultado es mágico. He escuchado muy buenos discos ultimamente, y en el caso de alguno como el de Giant Sand, todavía no he encontrado el momento de reseñarlo aquí, pero de vez en cuando algo te reencuentra con la ruta del tesoro, aquella que emprendiste hace décadas, cuando empezaste a escuchar rock n´roll y tu vida cambió para siempre. Hay rock en este disco, salvaje y bruto, y hay psicodelia, viajes astrales maravillosos de los que desearías no despertar. Hay melodías (estamos hablando del mejor constructor de melodías de la historia: Paul McCartney), guitarras, y desde el precioso packaging hasta el último tema, una visión clara y rotunda de lo que este disco debía ser. Antes de escucharlo ya sabía que en Electric Arguments había algo, hacía días que quería hacerme con él; estoy contento porque mi intuición está al quite y no me equivoco al escoger con qué erosiono mi tarjeta de crédito. Sigo estando en forma, qué carajo, tengo criterio y me siento orgulloso de ello. McCartney por su lado es un genio (ultimamente escucho a menudo música de su etapa Wings, hace poco me hice con Venus & Mars, otro de sus clásicos de los 70), y a su edad y con todo el pescado vendido es capaz de ponerse las pilas y vaciarse. Vaciarte a los sesenta y tantos no es fácil, cuando llegues pruébalo, te va a costar. La magia de canciones como Sign of changes o Travelling light, la sangre que brota de temas como Nothing too much just out of sight cura e ilumina. Soy feliz.

2 comentarios:

eric waits dijo...

No tenía pensado hacerle mucho caso a este disco ... aunque a la vista de lo que comentas le haremos un hueco. A mi con McCartney me pasa un poco lo que a ti. Aunque reconozco haber pasado una época de pseudo-odio hace años, hoy es intocable para mi. Mi último "descubrimiento" es Ram. Adoro ese disco. Saludos,

Marc Monje dijo...

No he escuchado RAM, espero hacerlo, porque la discografía de McCartney es un cúmulo de sorpresas.

Este Electric Arguments es una maravilla, créeme.