domingo, enero 11, 2009

TINI

No me da vergënza sentir pena porque mi perro se esté muriendo. No me da vergënza sentir pena porque mi perro se esté muriendo. Lo he dicho dos veces porque es en serio, no es una metáfora de nada. Nuestro perrito Tini se ha puesto fatal esta noche y si no hay un milagro, nos esperan días durillos. Tini es especial, revoltoso, un nervio, y muy pequeño, no llega a los siete kilos, negro y sin raza específica, es un perro que vive por y para nosotros, para amarnos y para sufrir cuando no estamos con él, en una ocasión fue capaz de lanzarse al vacío desde un balcón (un primer piso largo) porque quería venirse con nosotros. En aquella ocasión hubo un milagro y aterrizó en el suelo sano y salvo, y con una nueva lección: la ley de la gravedad existe también para los perros. Es fiel de una forma loca, Tini está loco, cuando está contento es capaz de recorrerse toda la casa a dos patas, como un canguro, y siempre te saluda como si hiciera años que no lo ves, es un sufridor nato, todo lo sufre, nuestra ausencia (aunque solo sea para ir a hacer pis), nuestra presencia... ¡sufre siempre! cuando bebe agua desesperado, como si hubiera estado vagando durante una semana por el desierto, cuando mueve la cola como un radar enloquecido al oír su nombre (aunque reacciona a cualquier nombre: hicimos la prueba llamándole "¡Manolo ven aquí!" y también agita la cola y viene). Tini está completamente p´allá, pero cualquiera que haya venido a casa alucina ¡no hay un perro en el mundo como Tini! Ahora da tanta pena verlo enfermito. Espero el milagro, si San Perro lo salvó el día que se tiró de aquel balcón, quizás ahora también pueda hacer lo mismo. Por si acaso, esta noche escucharé Call me a dog, de Temple of the Dog, o mejor: Diamond dogs, el disco de Bowie, de principio a fin (Diamond dogs siempre hay que escucharlo de un tirón). Aunque creo que Tini disfruta más con el rock n´roll más loco, como él mismo, así que mejor pondré el Dog eat dog de Ted Nugent. Que se cure, por dios.

13 comentarios:

Elena dijo...

Me da mucha pena, Marc. Espero de verdad que tu perro se ponga bien.

Me ha hecho mucha gracia leer que bebe agua como si se acabara el mundo, lo he visualizado al instante.

La perra de mi madre murió hace unos meses, dejándonos a mi padre y a mí un gran vacío. Supongo que echaba de menos a su dueña y fue a reunirse con ella. Son cosas que, si no has tenido perro, suenan muy cursis, pero a mí tampoco me da vergüenza decirlo.

Belén dijo...

Dios... mi pequeño idefix está teniendo una vejez digna, pero se de lo que hablas...

Besicos

R Nosa dijo...

Ojalá que se ponga bien Tini, pobrecito. Si le pones Diamond Dogs a lo mejor se deprime, y eso lo digo yo que soy Bowieana hasta la muerte. Un beso muy grande para Tini.

ROCKLAND dijo...

Espero que se recupere, de veras. "Call me a dog" le dará unas fuerzas tremendas. Animo.
Saludos

vida dijo...

Anims.... el amor no reconoce diferencias entre animales, personas (que no dejamos de ser animales..) e incluso cosas, recuerdos o lugares..(quien no añora algun lugar donde fue rabiosamente feliz y siente pena y nostalgia si no consigue volver?). Tini se recuperará, o no... pero el amor que os procesais siempre irá contigo.. y con él.

FORÇA TINI!

Violeta dijo...

Ánimo, a ver si va todo bién. Y si va un poco peor, por lo menos que Tini lo pase lo menos mal posible. Un abrazo.

Marta dijo...

Tini está mejor...menos mal!!!

R Nosa dijo...

Ay, ¡cuánto me alegro por él! :)

Marc Monje dijo...

Gracias a todos por vuestra sensibilidad. Como dice Marta, Tini está mejor, aunque delicadito. Pronóstico favorable.

Muchas gracias a todos y un saludo.

paulamule dijo...

15 años estuvo nada más y nada menos Colás conmigo y a día de hoy todavía le echo de menos. No ha habido un amor más incondicional en el mundo. Suerte y mucha salud.

Marc Monje dijo...

Gracias Paula. 15 años... eso es mucho para un perro, tuviste mucha suerte.

Saludos.

TONI dijo...

Aunque tarde, me alegro que Tini esté mejor. Y no te justifiques por sentir lástima y temor cuando estaba malito, eso te honra y es lo normal.

Caricias para Tini!

Marc Monje dijo...

De tu parte Toni, y gracias.