sábado, abril 11, 2009

FARRAH FAWCETT


Leo que Farrah Fawcett ha estado ingresada por una recidiva del cáncer que sufre desde hace tres años. Una pena. Me encantan Los Ángeles de Charlie, en el fondo no era más que la típica serie sententa-ochentera de casos detectivescos (Magnum, Se ha escrito un crimen o Starsky y Hutch también partían de premisas semejantes), pero la variación residía en este caso en las tres bellezas que protagonizaban cada episodio. Dos de ellas eran irrealmente guapas, la misma Farrah y Jaclyn Smith, ambas inalcanzables, por eso siempre me ha gustado más la mundana Kate Jackson, que en la serie interpretaba a la empollona Sabrina Duncan, y que estaba más al alcance de cualquier mortal, bien, algunos dirían que de atractivo tenía bien poco, pero a mi me gustaba. Kate retomó en parte el éxito de Los Ángeles de Charlie con otra serie, para variar, de corte detectivesco: El espantapájaros y la sra. King, serie que recuerdo encantaba a mi abuela pero que a mi me parecía un soberano coñazo, siempre pensaba ¿y dónde estará el espantapájaros? ¿dónde está el espantapájaros? bien, no había ningún espantapájaros, cada capítulo contaba como un espía resolvía casos ayudado por la viuda que interpretaba Kate Jackson, la sra. King, nada más, ambos eran una pareja tipo Mulder & Scully, supongo que con una pizca más de gracia, pero nada más.

4 comentarios:

rocknrollmf dijo...

También me gustaba Kate Duncan, pero de verdad mi tipo era Jacklyn Smith...

paulamule dijo...

Sí, ya había leído lo de Farrah Fawcett y es realmente una pena pero esta mujer ya estaba bastante mal desde hacía muchos años. Está claro qur ser un mito acaba pasando factura a la mayoría. Por cierto, mi preferida era Jaclyn Smith mucho más guapa a mi entender que Fawcet. Salud.

Marc Monje dijo...

RnRmf, Jacklyn era maravillosa, irreal.

Estoy de acuerdo Paula, JAclyn era más todo que Farrah.

WOOD dijo...

Si, teneis toda la razón. Hoy por hoy me quedaría con la belleza de Jaclyn Smith, pero en otros tiempos la Farrah satisfacía las fantasías de una generación de jóvenes. Abrazo.