viernes, mayo 29, 2009

MÁS POLICÍA

Cada día tengo más claro que los seres humanos nos dividimos en dos. Por ejemplo, los hay que cuando abren un yogurt derraman el liquidillo que queda por encima, otros en cambio se lo beben; los hay que si tienen ganas de mear un viernes noche, se sacan la polla en medio de la calle, o los hay que se aguantan a entrar en un bar, como también los hay que celebran bien las cosas y los hay que no. Ayer algunos quemaron papeleras, insultaron a las fuerzas de seguridad que velan por nosotros y nos protegen, y afearon los fastos del Barça. Hoy en cambio todo era buen rollo por el Eixample, y con mi señora hemos aplaudido a la rua del Pep Team por la calle Aribau, en un ambiente agradáblemente masivo y familiar. Las autoridades no deberían permitir que en una sociedad privilegiada como esta, donde lo tenemos todo y si no, el estado va y nos paga médico y paro, cuatro, o cuatrocientos idiotas, jueguen a la violencia por la violencia y construyan su estúpido mayo del 68 al grito de puta policía. La noche de la final de la Copa del Rey presencié una paliza en la puerta de un bar al lado de casa, un hijo de puta apaleando a un tipo todavía no sé por qué, yo iba con mi perrito, y juro que fuí el único en gritar y decir algo, rebotarme, no tuve huevos de agarrar a ese tio por el cuello, pero la sangre me hervía e hice lo que pude. Los demás pasaron, y el cabronazo se fue de rositas después de haber pateado al otro. Cogió el coche y se fue tan tranquilo delante de docenas de personas. Exijo más policía, más protección, lo diría una y cien veces, y no soy de derechas, o sí, qué más me da. Basta de la hipocresía adolescente de pensar que los malos son los que van con la porra. Los agentes que nos protegen, que tienen familia e hijos y trabajan para defendernos de los idiotas que queman contenedores, merecen nuestro respeto, los que no lo muestren, ya lo escribí ayer, a la cárcel. La policía no está para coartar tu libertad, está para garantizarla, a ver cuando nos damos cuenta.

12 comentarios:

vacapaca dijo...

Plas ...plas ... te aplaudo! Eres valiente! y estoy de acuerdo contigo en todo!!! Así tendría que ser nuestra sociedad! Un saludo, Montse.

Da Muzz dijo...

Hace poco estuve en Roma, quince días antes de la final, y lo normal era encontrarte policía bastante a menudo. El problema es del estado Español d o de generalitat que no hace el suficiente gasto en velar por nuestra seguridad.
Un saludo

Sr. Mondongo dijo...

No sé Marc, en cualquier concentración de miles de personas siempre nos vamos a encontrar 20, 50 o 200 descerebrados que no se saben comportar. Supongo que es un problema de educación y que es difícil de cambiar, además de la influencia del alcohol y otras drogas. Más policia solucionaría este problema? No estoy muy seguro, el que la quiere montar o no le da la inteligencia para ser una persona civilizada va a buscar la forma de sacar su mierda por un lado o por otro, creo que ni un poli en cada esquina podría evitarlo. Luego está lo mezquino del comportamiento de estos violentos, que cuando viene la carga policial corren a refugiarse en la masa, exponiendo a ésta a los palos que ellos merecen. Lo ideal sería que los propios ciudadanos se encargaran de dar su escarmiento a estos desmadraos, se les iban a quitar las ganas cuando se les echaran encima 50.000 personas mecagüenlamar!
Luego está la solución que ofrece un colga mío muy bruto: Asesinatos selectivos, ostias ya! :D
Un saludo

Madame de Chevreuse dijo...

Precisamente venía leyendo en el metro el poema de Pasolini "Vi odio, cari studenti..." -no porque ese sea mi tipo de lectura habitual, por Dios, no soy tan profunda...era para mis deberes de italiano- y habla precisamente de eso, qué casualidad...Sería una lectura muy recomendable para eso que señalas tú, mitos adolescentes tipo "policía asesina", "el que no bote policía nacional".
Baci e abbracci

WOOD dijo...

Suscribo todo lo que has manifestado. Soy aficionado al fútbol desde pequeñito. Mi padre hace años me decía: "el futbol ya no es lo que era". Jamás pensé que acabaría diciendo lo mismo. Me dan asco, repugnancia, vomitos, muchas de las cosas que ahora van parejas con el fútbol. Aprovecho el presente para felicitar a los culés: he disfrutado con el fútbol espectáculo de esta temporada. Abrazos.

Marc dijo...

Gracias Vacapaca!

Da Muzz: Sí, a veces es un problema de presupuesto, también, no lo olvidemos, de una ciudadanía cada vez más egoista y falta de valores éticos.

Sr. Mondongo: Estoy seguro de que simplemente añadiendo más poli no se solucionaría el problema, pero sí que es una parte de la solución, la otra parte son los 200 o 20000 que celebran algo, y algunos de ellos no quieren comportarse. Desde luego, la autogestión de la masa que tu propones sería el peor remedio y conduciría al caos, mira sino Furia, de Fritz Lang ¡gran peli!

Madame: Desde luego, no es malo que un adolescente toque los huevos, pero pro lo menos que tenga motivación, un deseo de rebelarse, de mejorar el mundo, no tocar los huevos por el mero placer de hacerlo.

Wood: No ha nada peor que un sector inmenso de los aficionados al fútbol, pero no olvidemos a presidentes, entrenadores, jugadores que contemporizan con lso violentos, incluso padres que van a ver jugar a sus hijos y se comportan en el campo de tercera regional como unos energúmenos.

paulamule dijo...

Ese tipo de gente siempre buscan alguna excusa para armar camorra.
Por eso cada vez me dan más asco las fiestas, aglomeraciones de gente borracha o puesta hasta los dientes y la puta noche. Odio la noche y sus consecuencias.
Salud.

Möbius el Crononauta dijo...

Desde luego, está bien decir lo que se piensa, tal que así, aunque no sea algo muy popular.
Como no suelo ser hombre de blanco o negro, imagino que en las aglomeraciones siempre habrá unos cuantos camorristas descerebrados, como seguramente habrá también algún antidisturbio con la mano suelta.
Aunque lo que podría resumirlo todo es que cierta gente, que grita ciertas cosas, cuando les roban, pegan, atacan a su familia, etc, ¿a dónde acudirán?

Saludos

eric waits dijo...

Es algo triste pero dificil de controlar y no siempre tiene que ver con el futbol. Solo con la educacion. Yo mismo sufri en mi adolescencia - un poco mas arriba de donde tu comentas Urgell con Francesc Macià - las iras de un descerebrado al que tuve la osadía de recriminar que casi me atropellase con su moto por la acera ... nadie hizo nada ... y yo al traumatologo ... en fin. Black Nights.

salvi dijo...

Lamentable e intolerable la actuación de esos energúmenos. Aquí sí debe actuar la fuerza pública, sin contemplaciones.

Y respecto a la locura colectiva futbolística, prefiero reservarme la opinión.

Luego dirán que la sociedad es conformista y pasiva. No: es que parece que sólo se mueva por el fútbol.

aprendiendoaescribir dijo...

Pues a mí me dan tanto asco los mamones que la armaron en las celebraciones del Barça como toda esa gente que no fue capaz de hacer nada al ver que le pegaban una paliza a una persona delante de sus narices.

rocknrollmf dijo...

Marc, no puedo estar más de acuerdo contigo. Saludos