jueves, agosto 20, 2009

THE DEAD ON TOUR 2009: REFLEXIONES


He decidido escuchar las grabaciones de la gira primavera-verano de los Dead (The Grateful Dead reunidos con Warren Haynes a la guitarra solista) con mucha calma. Todos los conciertos de la gira están disponibles gratis (por ejemplo en http://www.archive.org/details/TheDead), así que antes de volverme loco me he descargado tres (el primero del tour en Greensboro, uno de los dos de Philadelphia, el del 2 de mayo, y el de Mountain View del día 10 del mismo mes). La gira comprendió tan solo 22 conciertos y si de algo valen las estadísticas, pondré una sobre la mesa: 150 temas distintos interpretados por la banda en estos 22 bolos ¿alguien da más? El compromiso y la imaginación de Bob Weir y los demás es algo excepcional, cada concierto ha sido una historia única e irrepetible y ni el fan más enfermo podía preveer cuál sería el siguiente tema y como lo interpretaría la banda. Montones de rarezas, temas poco habituales, clásicos, improvisaciones de media hora, momentos de una brillantez instrumental increíble. Lo que sigue impresionándome por encima de todo es la actitud de Warren Haynes, un ejemplo: Uno de los conciertos de la gira en California estaba situado justo en medio de dos fechas de Warren con los Allman Brothers, pero, sin descansar una sola noche, Haynes cumplió con las tres como si nada pasara. En su vocabulario no existe el estrés, toca en tres de las bandas más difíciles del planeta (tocar en The Dead o en Gov´t Mule no es como hacerlo en los Scorpions) y en cada una lo da todo.


Instrumentalmente la gira ha sido maravillosa: el bajo complejísimo de Phil Lesh, la guitarra rítmica inteligente y siempre distinta de Bob Weir, los dos baterías, Bill Kreutzman y Mickey Hart, ensamblando piezas con su habitual variedad de ritmos y las teclas de Jeff Chimenti, cristalinas. Si bien vocalmente los conciertos no han sido muy interesantes, Lesh canta a su bola, como el buen hombre que parece ser, aunque él es el equivalente a Charly Watts en los Stones, y cuando abre la boca la gente se vuelve loca; Bob cuando se implica cantando es perfecto, también cuando termina los versos, pero normalmente es Warren el que mejor siente los temas a través del micro (su Althea en Philadelphia es deliciosa). Lo bonito es cuando todos comparten voz en un tema, como hacen en el Uncle John´s band de Philadelphia o en el efervescente Frankin´s Tower de Mountain View.


(Warren Haynes, Bob Weir y Phil Lesh)

Y luego está la comunión con el público, es increíble cómo suben los decibelios de la gente con los estribillos de Jack Straw o Uncle John´s band, o He´s gone. La atmósfera de un concierto de los Dead es incomparable, notas la alegría y el amor de la gente por las canciones y como aprecian que la banda se aventure por terrenos desconocidos en cada improvisación.
Repasar en el discman los conciertos de Greensboro, Philadelphia y Mountain View está siendo una experiencia fantástica, ideal durante las horas de exceso playero. Cada segundo de música de estos conciertos es un regalo. Confío en que lo repitan, confío en poder verlo.

10 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Voy como una flecha a descargarme un par de bolos,me chifla warren y los dead ,junto no te cuento,el extasis.
saludos

paulamule dijo...

Pues felicidades por esa panzada de bolos que te vas a meter.
En una entrevista a Warren hace unos días le preguntaron como podía compaginar tantos grupos y él dijo que eso era lo que le mantenía fresco y con ganas. Así podía variar y no cansarse y que además era un privilegio para él.
Privilegio va a ser el nuestro cuando le volvamos a ver dentro de nada. Qué nervios.
Salud.

rocknrollmf dijo...

Nunca he sido muy fan de los Dead, pero por lo que cuentas no estará mal está reunión sin Garcia

"EnLaCuerdaFlojaDesde1968" dijo...

gracias por este post Outlaw,como por todos,¡eres cosmico tio!......
me voy a por los conciertos ...............fiuuuuuuu!

Möbius el Crononauta dijo...

Grandes Bob Y Phil. Pues habrá que hacerse con unos conciertillos y disfrutarlos a la salud de Jerry

"Mr. Stoned" dijo...

"There is Nothing Like a Grateful Dead Concert", aunque no los he escuchado sin Jerry Garcia!!!!

Eso que comentas, ni la propia banda sabe que tocará enseguida!!!

Parecen igual de interesantes sin Jerry según comentas!!

Keep on Bloggin´!

tripolar dijo...

Archive.org nos va a matar de placer .... Lo que comentas sobre la comunicación entre los Dead y los Deadheads es increibles. Yo vi a Allman Brothrs haceunos años en NY y todo el público estaba pasando del telonero, pero cuando éstos tocaron "Sugar Magnolia" todo el estadio se puso a saltar y bailar en un momento de extasis colectivo increible.

ROCKLAND dijo...

Lo de Warren Haynes no es de este planeta. ¿Será de carne y hueso?
Tremndo lo de este tío!!!

Saludos!

ROCKLAND dijo...

Por cierto, en mi última entrada te cito tu blog. Me imagino que no habrá ningún problema ¿no?

Saludos!

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

TSI-NA-PAH: Cualquier bolo de la gira seguro que tiene puntos de interés, yo los elegí casi a boleo, y por alguna crítica que había leido.

Paulamule: Yo es que creo que Warren, fuera del escenario, debe ser un elefante en una cacharrería, quizás solo con una guitarra colgando puede comunicarse y vivir en plenitud. Aunque sobretodo, yo lo veo muy muy buen hombre.

Rnrmf: Siguen siendo interesantes después de García. Logicamente no hay nadie que pueda sustituir a Jerry, pero lo que hacen ahora es fantástico.

ENLACUERDA: ¡Gracias tio por el cumplido!

MÖBIUS: Disfrutarlos en tranquilidad y sin nada que te moleste, o conduciendo.

MR. STONED: Es cierto que dicen que desde siempre los set lists de los Dead se van escribiendo a medida que se interpretan. Son unos músicos ultra coordinados e intuitivos, no saben tocar de otra forma.

Tripolar: Puedo entender lo que dices del concierto de los Allman. Canciones como Sugar Magnolia están ya en la genética de miles de fans, y es escuchar el primer acorde y ponerse a bailar.

ROCKLAND: Thanks por la cita!