martes, octubre 13, 2009

LADRILLOS EN EL PARAÍSO

La Vall Fosca es un paraíso de verde y aire en la montaña. En las vertientes del valle, pueblecitos mínimos salpican el paisaje, hay ríos y riachuelos, y aunque no será igual, sí conserva bastante de lo que debía ser cuando mi padre era pequeño. En la zona más profunda del valle empezaron a construir una polémica urbanización destinada a servir de campo base para unas futuras pistas de esquí en la parte más elevada de la montaña. Llegó el cemento y los lugareños se frotaron las manos. Por fin rendirían esos terrenos, esas casas familiares en ruinas, esos pastos abandonados. Sin embargo, cuando las edificaciones estaban en su fase final llegó la crisis y los problemas, y ahora el gran proyecto (que incluía en su nombre la jodida, terrorífica palabra "resort", símbolo de lo catetos que somos y de lo destrozado que tenemos este país) es un conjunto de casas feas, deshabitadas y fantasmales, calles desiertas sin servicios básicos, una mastodóntica estructura que debía servir de inicio del recorrido del telesilla y montones de mierda y barracones de obra. La maleza tendrá trabajo para ocultar todo este desaguisado, y las manos de los lugareños ya solo se frotan por el frío. Me alegro de que todo haya salido tan mal, de que a los que promovieron la operación y los que se beneficiaron de esta (o lo esperaban) se les caiga ahora la cara de vergüenza al ver tanto ladrillo inútil. Hay que ser más cínico, más rápido y más valenciano para pretender un Marina d'Or en el Pirineo. La crisis tiene aspectos positivos (aunque nuestras cuentas corrientes no los reflejen), ahora hay un buen gusto, una estética cuando se detienen por falta de fondos magnas obras como la de la Plaza de las Arenas de Barcelona o este idiota resort en el valle más bonito de Catalunya. Y también es un aviso de lo que nos vamos a encontrar cuando la situación remonte y muchos vuelvan a frotarse las manos... de avaricia.

7 comentarios:

sammy tylerose dijo...

Y que me dices del nuevo Las Vegas de los Monegros? En que quedó? Lo de la Vall Fosca, suerte de la quiebra de Vallehermoso, pero no te extrañe que a la que vuelva la bonanza económica, se retome el proyecto. Como bien dices, los lugareños deben estar hasta los huevos de levantarse cada mañana a las 04:00 para muñir vacas.

TSI-NA-PAH dijo...

España se ha cargado sus costas por pura especulacion,mis padres llegaron a la costa del sol hace 40 años y esto era un paraiso,ahora es una pu*a mierda,un crimen contra la humanidad,que todos permitimos,comprando,vendiendo y queriendo estar donde no se puede estar.
Saludos

Joxemiel dijo...

En esto como en otras muchas cosas nuestros políticos no han estado a la altura...

Saludos.

paulamule dijo...

Si sólo fuera eso... No hay más que pasearse por muchas de las costas de este país y salair corriendo a echarse a llorar. Y lo peor es que hay gente que los compra. Al final, lo que digo siempre, tenemos lo que nos merecemos.
Salud.

Perem dijo...

Totalmente de acuerdo, aunque en este caso tendría que ser:

Totalment d´acord en el que comentes sobre la Vall Fosca, i mes quan tot es basa nomes en "business".

Salut.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

SAMMY: Seguro que se retomará el proyecto de la Vall Fosca. Y yo creo que los lugareños deberían saber de dónde son y qué son, y no tratar de convertir la montaña en lo que no es. Si no quieren levantarse a las 4 para ordeñar, que se dediquen a un turismo sostenible.

TSI-NA-PAH: Cierto amigo, la costa del sol está que da pena. SOloq uedan cuatro rincones con un mínimo de encanto. Bastante de Huelva, algo de Cádiz, un par de sitios de Málaga y Cabo de Gata.

JOXEMIEL: Y tampoco están a la altura las constructoras, o los pequeños propietarios, los alcaldes... los que malvenden el paisaje en definitiva.

PAULA: Sí, lo peor es que hay quién compra en urbanizaciones lamentables, en busca de una foto que habrán visto en un prospecto o una maqueta y que jamás existirá.

PEREM: Gràcies! Ja veus que Catalunya és capdavantera... en destrossar-se a si mateixa.

womans dijo...

Totalmente de acuerdo. Cuando hay dinero a espuertas, se construyen monstruosidades. Se necesita una crisis económica para mantener el paisaje. Si es que...