jueves, abril 28, 2011

BLACK SABBATH, SEVENTH STAR REEDITADO


Sabía que esta reedición no cumpliría mis expectativas. Amo las fases confusas y decadentes de mis bandas favoritas, la era ´84-´90 de Black Sabbath, los Deep Purple de House of blue light, los Kiss de Asylum o Crazy nights, los Accept de Eat the heat... Es un problema mental que tengo, lo sé, por eso esperaba la reedición de Seventh Star, el disco que Tony Iommi lanzó en 1986 para recolocarse en el mercado después de su reunión frustrada a última hora con Ozzy y los demás, y su circense etapa Gillan. La remasterización del disco original está bien, en fin, no soy un empollón del sonido digital, así que me conformo con tener la excusa para volver a escuchar estas canciones de oscuro metal flácido y melancólico que tanto me gustan. Pero pagar lo que he pagado por un libreto estúpido con información wikipediada, sin datos, sin carne fresca para el fan, con tan pocas imágenes (tan solo una triste sesión de fotos de la formación de entonces, con Iommi, Glenn Hughes, Dave Spitz, Eric Singer y Geoff Nichols, en un triste Holiday Inn, ¡la sesión de fotos más lamentable de la historia!), y para colmo, un segundo cd con un concierto mutilado de la banda (ya con Ray Gillen de cantante, después de haber explusado Iommi al yonqui de Hughes) en el Hammersmith, con un sonido insultante. Y aún así, caigo de nuevo y me hago con la reedición del maestro, tajante The Eternal Idol, el disco que siguió a este Seventh Star, aunque esta vez la cosa promete, pues en el segundo cd incluyen íntegra la versión del disco grabada con Ray Gillen a las voces (la que todos conocemos es la de Tony Martin).

11 comentarios:

Da Muzz dijo...

Tengo que darte la razón, el libreto de "Seventh Star" y el sonido del concierto no están a la altura de lo que te pueden pedir.
Un saludo

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Bueno, tenía dudas pero ya no picaré. La que me tiene tontorrón es la de 'The Eternal Idol' por el tema Ray Gillen... a ver si la encuentro porque ese tío era un privilegiado.

Mr. Thunderstruck dijo...

Toni Iommi está manejando bastante mal su legado, en mi opinión, y debería tener más cuidado con sus seguidores (sólo hay que ver lo acertado que está siendo en el tema de las reediciones y directos Coverdale por ejemplo) Mal, muy mal Tony. Esperemos que con "The Eternal Idol" empiece a corregir este gran defecto. Lo de la versión grabada por Ray Gillen es una buena declaración de intenciones. Veremos

paulamule dijo...

Reediciones y más reediciones. Desde luego, no pasaré. Por caja quiero decir. Y tranquilo, yo también tengo algún que otro problema mental con cosas parecidas. Eso sí, no se lo digo a nadie. Ja, ja, ja.
Salud.

Mr. Sabbath dijo...

Pues aunque soy Mr. Sabbath, los discos con Tony Martin y con Glenn no son de mi devocion, ni tan siquera los tengo. Manias mias claro. Eso si, por lo que cuentas la reedicion es un poco cutre y fraudulenta. Una pena.....


Saludos!!!!

Ofersan dijo...

Tengo el original y me encanta, no me acercare a esta reedición por tus palabaras, eso sí corre un show pirataen video por la red de esta gira, que refleja el estado de la banda del momento, muy justito. Saludos

Alex Noiser dijo...

Mmm... a mí este disco no me gusta mucho... menos mal que después llegaría Tony Martin, qué tio más infravalorado por Dios!!

Excelente blog tío, saludos!

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

DA MUZZ: Realmente lo comparas con las reediciones Purple y te das cuenta de lo que es un buen trabajo y lo que no.

AITOR: Sí, vale la pena. Las liner notes y todo eso son una mierda, pero es un gran disco en sus dos versiones con sus dos cantantes.

MR. THUNDERSTRUCK: Desgraciadamente el defecto no se corrige, y dudo que la reedición del inmenso Born Again, que saldrá pronto, cambie mi opinión, y la tuya. Iommi debería cuidar más su legado.

PAULA: Sí, demasiada reedición, remaster... pero yo -con mi problema mental a cuestas- caigo y caigo.

MR. SABBATH: Pero señor Sabbath, los discos con Tony Martin no están nada mal. y The eternal idol y Headless cross, quizás un poco también Tyr, son grandes piezas. No son la era clásica claro, pero tienen su personalidad.

OFERSAN: Sí, el show en video con Glenn Hughes a la voz es lamentable, pero eso lo hace entrañable. Yo tengo un montón de conciertos de aquella época grabados, como digo, soy un puto enfermo.

ÁLEX: Estoy contigo, me encanta el aire que le daba Tony Martin a las composiciones de Iommi. Ese drama, esa melancolía de discos como headless Cross...

KARLAM dijo...

Hay que tener especial cuidado con las reediciones, en todos los sentidos, para que merezca la pena su compra y no se conviertan como en este caso en sacar por sacar (la pasta, se entiende). Imperdonable más todavía si hablamos de Black Sabbath, coincido con tu crítica al 100%.

Saludos.

Thumb dijo...

Me pasa exactamente lo que a ti, yo tambien "Amo profundamente",las fases "decadentes" de mis grupos favoritos, pues por algo lo son, el ejemplo que citas de Purple es obvio The House of the Blue Light, es la hostia, y el Slave an Master y..y... bueno que me emociono.
En el caso de Black Sabbath no podía ser menos,y el Seventh Star lo tengo en un altar, pero ya me podía oler lo del disco en directo con Gillen, me daba en la nariz que hiba a sonar a truño, y claro 20´95€ tienen mucho peso a la hora de decidirte, ya lo pillare en serie media, porque solo es cuestion de esperar...aaaah! y una recomendacion, prueba a escuchar los discos en los que canta Hughes en el Mega-proyecto llamado Phenomena,tambien de los 80´s, a buen seguro que te va a gustar tambien, esta muy en la onda Seventh...

Saludos.

DISTORviSION dijo...

Yo para escuchar estos discos tengo que pensar que no es Black Sabbath, si no algún tipo de proyecto paralelo de Iommi...seguramente me estaré perdiendo grandes cosas por ello!