miércoles, agosto 24, 2011

ERIC CLAPTON, THE AUTOBIOGRAPHY


Las últimas páginas de la autobiografía de Eric Clapton son las que escribe un hombre reconciliado con su pasado, feliz y rico. Sus máximas preocupaciones consisten en decidir si irse de crucero con su yate o a cazar pichones por la montaña. Eric Clapton ha sido el colador por el que tantos millones hemos entrado en el blues, y posee una carrera repleta de éxitos y discos capitales; siempre ha gustado a la masa, al fan de biblioteca y al fan poco exigente, por eso sigue llenando pabellones, y está bien que eso le haya hecho rico y que lo escriba. Por lo menos Clapton es un tipo humilde, yo si fuera él no lo sería. A excepción de esta última parte del libro, el resto es una buena lectura sobre música, blues, y adicciones varias con las que este hombre ha estado conviviendo durante dos décadas y pico. Lo único que me falla es que no muestre arrepentimiento alguno por haber firmado discos de una medianía insultante, por haber confiado su carrera en los 80 al maníaco Phil Collins o por haber sido perezoso y descuidado con su arte en muchas ocasiones, sabiendo que hiciera lo que hiciera contaría con el beneplácito poco crítico de sus fans. Eric, arrepiéntete. Esta autobiografía, como tantas otras, es una buena excusa para recuperar discos maravillosos, incluso para reescuchar algunas mierdas, por si acaso te habías perdido algo. Clapton es un fan de la moda, el diseño y la vida de rico, se toma su carrera con la calma y sigue actuando con una media alta (su directo con Steve Winwood es un gran regalo), y sí, Lemmy debe estar en este preciso instante bebiéndose un Jack con cola mientras graba un nuevo disco, pero Eric no es así.

9 comentarios:

Peter Allman dijo...

Si no fuera por el poco tiempo que tengo, esta sería otra biografia a comprar jejeje. Me ha gustado mucho tu entrada my friend.

Un saludo!!

Savoy Truffle dijo...

Yo soy de los que poina que Clapton es un tipo fundamental en la música, y no sólo porque estuviese en uno de los mejores trios de rock de la historia, los Cream, sino porque además si tu te haces un greatest hits o te lo compras, no le sobra ni un tema.
Un grande.
Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

La tengo, pero aun no le he incado la vista a sus paginas!En cuanto termine la de Duke Ellington, me lanzo en ella!
Gracias por darme ganas!
un abrazo

sanfreebird72 dijo...

Pues su próximl disco es con Wynston Marsalis
Saludos

Aitor Fuckin' Perry dijo...

La leí hace unos años, cuando salió. A veces es un poco sosa, no es como la de Ozzy precisamente, pero me pareció muy interesante. De arrepentirse debería arrepentirse de la muerte de su hijo en Nueva York o de tirar tantos años por drogas y alcohol o de lo que le hizo a Pattie Boyd. De los discos malos que ha hecho deberíamos arrepentirnos nosotros. Si me diesen a elegir preferiría tener la vida actual de Clapton a la de Lemmy, la verdad.

Möbius el Crononauta dijo...

Un día de estos me haré con ella.

Aurelio Pérez dijo...

Just One Night fue mi punto de partida. De ahí a los Bluesbreakers para seguir explorando su catálogo, y a continuación al mundo de los clásicos del blues. Quitaría de su catálogo los discos de principios y mediados de los noventa, en los que pareció perder el rumbo, no se si por culpa de alguién en concreto o por la suya propia.

Saludos.

paulamule dijo...

Yo tampoco lo sería Marc. De hecho, no lo soy. Humilde, quiero decir. O eso creo.
Sin embargo, no me importa que no se arrepienta de absolutamente nada. Es parte de su personaje y si no fuera por esos lapsus, no sería Clapton.
Salud.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

PETER: Gracias amigo. Sí, falta tiempo para poder empollarse libros así.

SAVOY: Y no olvides que a parte de sus hits, tiene discos menos conocidos que son una maravilla, como EC was here, o One more ticket.

TSI: Si es que no paras Tsi. Igual te sabe a poco después de leer la de Duke.

SANFREE: Sí, ya lo he leído en tu blog. Habrá que escucharlo en el ambiente relajado apropiado.

AITOR: Hombre, es un tipo que ha tenido problemas con las mujeres, pero en fin, no trató de asesinar a Pattie como Ozzy a Sharon... Debería arrepentirse él por sus malos discos, nosotros, pobres, confiábamos en él y mira lo que nos hace de vez en cuando. ¿Has escuchado Pilgrim? Pufff...

MOBIUS: Es una buena lectura, sí.

AURELIO: Just one night es un directo que suelo escuchar, no tiene la calidad y maestrís de EC was here, pero es un Clapton agradable, que ya iba sobre seguro y sin tomar demasiados riesgos.

PAULA: Sí, está claro que esos lapsus hacen que su carrera y la de tantos otros sea más interesante. Incluso en algún disco del Clapton de los 80 hay algún temilla que está bien. Yo soy bastante humilde, aunque a veces va bien creérselo un poco.