domingo, diciembre 04, 2011

LOU REED, BERLIN 1979


Lou Reed entró en mi vida cuando tenía 11 o 12 años, via Transformer, y poco después via uno de los directos más diabólicos y crudos de la historia: Take no prisioners. Cuánto me costó entender un disco como ese doble directo en el que un tipo, Lou Reed, no paraba de lanzar improperios (o por lo menos eso me parecía) a todo dios, alargando las canciones hasta lo insoportable; era como una fiesta en el infierno, la maldad más absoluta girando en mi tocadiscos al volver del entreno de baloncesto. En eso sí que me sentía diferente a los demás. Y el disco seguía sonando, y yo no entendía nada, pero sabía que ahí dentro se fumaba, se insultaba y se hacían cosas peores, y de vez en cuando sonaba algo parecido a Sweet Jane o a Walk on the wild side, con contundencia y mala leche. Me encantaba. Escuchando ahora un bootleg en directo desde Berlin, de 1979, un año después de Take no prisioners, me doy cuenta de que por entonces, sobre un escenario, en el mundo reinaban dos o tres bandas, pongamos que una era la E Street Band, quizás otra sería Mink DeVille y los suyos, y qué tal si la otra fuera Lou Reed y esa banda de infames a quienes no conozco, que incendiaban cada ciudad con una energía eléctrica brutal. Realmente hay que escuchar al Lou Reed de este periodo para darte cuenta de lo que podía llegar a ser este adicto cuando tenía suficiente rabia y, supongo, alcohol y demás, en el cuerpo. Podéis encontrar facilmente el bootleg en internet, a ratos suena a rayos, pero con auriculares a todo volumen la cosa mejora. Concierto largo, versión de 25 minutos de Waiting for my man, a modo de blues de cloaca tremendo, hasta algo tan dulce como I´ll be your mirror acaba siendo un crescendo eléctrico monumental; como digo, mucha electricidad, y un Lou que, al acometer la obsesiva Street Hassle (y años antes de las rabietas del ridículo Axl), amenaza al público con largarse si alguien más lanza algún objeto al escenario. Música en llamas. Aquí os dejo la tremenda Coney Island Baby de Berlin '79

10 comentarios:

tristan dijo...

Take no prisioners es uno de los mejores discos en directo que he oido y la versión de Waiting for my man es espeluznante, maravillosa absolutamente brutal.

aldaitu dijo...

Take no prisioners me encanta y coincido contigo, Lou siempre ha sido una de mis referencias (con mi última banda solíamos versionear su Perfect day).

¿Qué te parece "Lulu" su último experimento, esta vez con Metallica?

Saludos!!

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

TRISTAN: Hola amigo. Sí, Take no prisioners es brutal. Comod igo, cuando tenía 11 años el disco me iba muy, muy grande, pero me fascinaba al actitud provocadora de Lou.

ALDAITU: Pues estoy esperando el momento oportuno a enfrentarme con Lulu. Reconozco que de momento me faltan las ganas. Espero resolverlo antes de navidad...

TSI-NA-PAH dijo...

Mi disco de Lou siempre fue Coney Island Baby, que disco y como bien dices que temon! Este tio sera un desagradable y un borde, pero cuando esta iluminado lo borda!
Un abrazo

Miranda dijo...

Gracias por pasarte y por tu recomendación.
Con respecto a Lou Reed tuve la suerte de verlo en Barcelona en su gira Extasis mientras se golpeaba el corazón.

paulamule dijo...

Pues la rabia y la fuerza no la ha perdido en absoluto como bien pudimos comprobar muy gratamente este verano. Y que sea por muchos años.
Salud.

xavier dijo...

Marc me has tocado.
Aparcados por ahora los Eels, Hawley y LLoyd Cole, llevo unos meses volviendo a escuchar a Van Morrison y a Lou Reed al 50%.
Hace un par de semanas estabamos en casa con unos amigos. Ibamos sorprendiendonos unos a otros buscando en spotify covers. Tome el Sweet jane de los Cowboy Junkies que la semana antes habian tocado en el Apolo. A partir de entonces no dejamos de escuchar a Lou.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

TSI: Para mi también es mi disco favorito de Lou. Coney Island es una delicia, un sonido cálido, maravilloso.

MIRANDA: Gracias a ti por plantear un blog arriesgado y diferente. Nos leemos.

PAULA: Sí, no me desagradan en absoluto los videos de sus últimso años en directo. Sigue teniendo una fuerza tremenda, aunque vaya ya muy cascado.

XAVIER: Pues yo amago con entrar en fase Van Morrison. Fuera de Uncle Tupelo, Astral weeks y Moondance, qué tres discos de Van The Man me recomiendas?

Fran G. Lara dijo...

Recuerdo una anécdota de la época. Creo que está recogida en Take No Prisoners, pero hace demasiado que no lo reescucho. Atascados en una interminable e irreconocible versión de Walk on the Wild Side, el viejo Lou improvisa una de sus diatribas en las que disparaba contra todo. En mitad de su discurso suelta algo así como "Candy Darling se murió por inyectarse silicona en las tetas. ¿A quién se le ocurre inyectarse silicona en las tetas, joder?" Entonces se gira hacia su bajista, impertutbablemente enfrascado en el archiconocido riff, y le espeta: "Como muevas un músculo te despido".

Fran G. Lara dijo...

Rectifico. No era "Como muevas un músculo". Era "Como muestres alguna emoción, te despido". Aún ás killer.