jueves, febrero 02, 2012

CHRIS CORNELL, SONGBOOK


Desde luego que este Chris Cornell es mejor que el Chris Cornell del último disco en solitario, y mejor que aquel que debutó (y nos convenció entonces) con Euphoria Morning, después de disolverse Soungarden. Enfrascado ahora en el retorno de la banda madre, Cornell recopila estas tomas sacadas de una gira acústica, y se nos presenta de nuevo en la senda que nunca debió abandonar. Podría haber sacado maravillosos y oscuros discos él solito con su guitarra acústica, lástima que optara por una carrera gris. Porque aquí I am the highway (Audioslave, por ejemplo, es una banda que ya nadie recuerda), Call me a dog o Fell on black days suenan austeros y serios, perfectamente desnudos. De un tiempo a esta parte, el legado de las bandas más masivas de Seattle anda en buena forma: Alice in Chains grabaron un increíble e inesperado disco hace un par de años, Pearl Jam se han quedado con la condición de banda clásica fruto de su trabajo de todos estos años, y Soundgarden apuntan a que están haciendo las cosas bien.

3 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Totalmente de acuerdo.

Bueno, decir que lo de Audioslave fue una pena, porque aquello pudo ser mucho mejor... y mira que no estuvo mal. Chris Cornell es un gigante que podía haber hecho mucho más si hubiese tomado otras decisiones, eso es lo que da tanta rabia.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Bueno, todavía está a tiempo ¿no? Se le ve sanote y en fantásticas facultades, la verdad.

manel dijo...

Este disco acústico me ha reconciliado con Chris. No es que sea una obra maestra pero lo muestra recuperado y con ganas. A ver si puedo ir a ver a Soundgarden a madrid..Saludos.