lunes, marzo 12, 2012

ANTIGA FÀBRICA MORITZ, BARCELONA

Como es habitual, los barceloneses nos hemos lanzado a husmear como perros por la nueva Fábrica Moritz de Ronda Sant Antoni. Un proyecto ambicioso de la marca cervecera, gastronomía-cultura-ocio en el edificio de la antigua fábrica Moritz, cuya renovación ha diseñado el arquitecto Jean Nouvel. En mi caso, la parte cultural y ociosa del proyecto se reduce a bajar las escaleras para ir a los servicios y disfrutar de la arquitectura de arcos y corredores de piedra; es en la parte gastronómica en cambio, donde de verdad tengo ganas de extenderme.


El restaurante de la Fábrica Moritz está en la planta baja del edificio, y es una gran superficie que, cuando está repleta de clientes (arriésgate a ir fin de semana a la hora del aperitivo, valiente) se asemeja más a un comedor escolar. Aunque solo hay que adentrarse en la carta (amplísima, recogiendo todas las tradiciones taperas y bocadilleras de la ciudad) y empezar a pedir a lo loco para darte cuenta de que el proyecto gastronómico ideado por Jordi Vilà (Alkimia-Vivanda-Saltimbocca-Dopo) tiene una base sólida.



Las cañas de Moritz son obligatorias para refrescar el tapeo, e imprescindible también es la bomba, magistral y suave hasta que empieza a picar como es debido. Perfecta. Hay todo tipo de tapas, croquetas indispensables, mini-frankfurts como representación de la costumbre frankfurtera barcelonesa, un sandwich con huevo y panceta tremendo, un robustísimo bocadillo de pies de cerdo, pecaminoso y denso; mal las bravas, buenas las alcachofas. La quizás excesiva variedad de la oferta no parece repercutir en la calidad. Todo a buen nivel, a veces de notable. Hay detalles que me encantan, como que te sirvan el café en bandeja y con un vasito de agua. El servicio está ideado para que las cosas no tarden, hay movimiento y jaleo urbano. Horarios amplios, ideales para darte un banquete por la tarde al salir del trabajo.

4 comentarios:

kira permanyer dijo...

pues tanta exquisitez bien merece una web que le haga honor. Tienen una que brilla por el diseño y destaca por ser de las menos funcionales que he visto en mi vida. Y digo yo que una web debe servir no solo para mirar el diseño, no?

KARLAM dijo...

A ver cuando exportais la Moritz para aquí, que amigos catalanes que tengo me hablaron muy bien de ella. Como me guste la próxima vez que vuelva por ahí me traigo unas cajas.
Y deja de poner fotos de comida ¡que se me hace la boca agua!!

Rufus dijo...

La cerveza Moritz y la Epidor, no tienen nada que ver con la que se fabricaba en Barcelona a principios de los '70. Estas las fabrican en Zaragoza y no me creo lo que pone en la etiqueta " feta amb aigua del Montseny".La nueva Moritz es un autentico exito gracias al Marketing.
No tengo nada en contra y me la bebo bien fresquita aunque no esta entre mis preferidas.
Te doy la razon con lo de las bravas, ahi pinche la proxima pedire las alcachofas.
Salud amigo

manel dijo...

Todavía no he estado..Puede que este fin de semana me pase por allí a ver que tal..Saludos.