viernes, mayo 18, 2012

BRUCE SPRINGSTEEN & THE E STREET BAND, BARCELONA 2012

Algunos lo llamaran rock berbenero, barbacoa para falsos rockeros aburguesados, mística rockera a 90 euros por barba, cocina de rancho para creyentes ciegos de fe que solo escuchan su música. Meterse con un artista por lo que opinas de sus fans, o por lo que supone su trascendencia social, o porque actue en recintos inmensos para miles de personas, o por su infinita cuenta bancaria es tan idiota como ser rockero y no reconocer que lo visto ayer en el Estadi Olímpic fue un concierto implacable de un tipo que sabe lo que hay que hacer para complacer a la masa y no por ello ser un vendido. Una vez superadas las penurias de una vergonzante organización que nos trató como a ganado, el rock n´roll de Bruce Springsteen, el que me contaminó cuando era niño, volvía a estar allí delante, auténtico y veraz, desde la inicial Badlands hasta momentos que siempre recordaré (interpretar mi querida You can look a la vieja usanza, el Prove it all night con la intro de las giras setenteras, renovar votos con Thunder road -de nuevo, lágrimas-, incluso revalorizar temas como My city of ruins, que tiene el pecado de pertenecer a un disco plomo como The rising, o quedarse pasmado con las ya gemelas, indisolubles Youngstown + Murder Incorporated, para mi el corazón del concierto en cuanto a intensidad). No sé, la banda pisa el acelerador desde el principio y no lo suelta hasta el final. La energía es brutal, la caña que inyecta la sección de vientos es la ostia, Max Weinberg parece un batería inmortal, Stevie, Nils... Incluso el violín de Soozie Tyrrell me sonó bien por primera vez. Los nuevos temas ganan en carburación, los viejos renacen por milésima vez (cayó demasiado del Born in the USA, pero se supone que este es su repertorio más "europeo"). La energía de Bruce se da tanto por descontada, pero no deja de impresionar. No son sus carreritas, su cara de simpatía, sus gestos de cara a la galería, medidos y repreparados, pero siempre agradables en un concierto de estadio (hablar catalán, sacar a la niña, toda esa panoplia), es su voz que no decae, su compromiso de que la máquina tire para delante sin descanso. No debe ser fácil llegar al tuétano de lo que es el rock n´roll en un macro recinto para 50 000 personas. Él lo consigue, siempre lo consigue

10 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Cierto, siempre lo consigue, yo tengo que esperar hasta el día 2 de junio, estoy deseando de verle de nuevo, por lo que dices veo que mi amigo sigue igual... me alegra oirlo.
Saludos.
PD A mi me gusta "The Rising", por comentar...

sanfreebird72 dijo...

Amén amic.

Mr. Sabbath dijo...

Nunce le he visto en directo, y esta gira tambien me la pierdo.Pero sus directos tienen fama de ser muy extensos y cargados de energia. Sigue dando fuerte el Boss.

Saludos!!!!

Green Bean dijo...

La clavas. Es EL maestro del rock en directo. Te caerán algunos temas que te gustan, otros que no tanto, y otros pocos que te harán saltar las lágrimas. El balance por supuesto es abrumador. God bless a este tipo y su banda. Aquests no fallen.
Abrazo

Bounty Hunter dijo...

Faraónico show el del jueves.
Con un gran setlist. Destacando el poderoso arranque con Badlands, la brutal Prove It All Night, You Can Look (But You Better Not Touch)...
Demasiadas paradas en The Rising y más teniendo mejores temas coreables en el Born in The USA.
Los temas de Wrecking Ball suenan bien pero con menos tambíen habría pasado.
Momentos puntuales de saturación sónica(solos de guitarra especialmente los de Nils) són la única pega a una gran noche donde Bruce, demostró que sobre las tablas sigue siendo imbatible.
Mención a parte al homenaje a Clarence en Tenth Avenue Freeze-Out.
Hungry Heart!!!

Sese dijo...

Y ese The river que me transportó al primero que tocó, al del video oficial. Y es curioso porque viendo las pantallas gigantes ví los mismos rostros extasiados de dos chicas que me recordaron las del vídeo, donde salen dos mozas alucinadas en los últimos compases de la canción.

Y es que fue un The River y un Thunder Road memorables.

Saludos

Joserra Rodrigo dijo...

Lo mismo que le he dicho a Green Bean , acojonantes reseñas con las que temo me identifico. Voy a Donosti y os cuento---Un abrazo!

Aitor Fuckin' Perry dijo...

"eterse con un artista por lo que opinas de sus fans, o por lo que supone su trascendencia social, o porque actue en recintos inmensos para miles de personas, o por su infinita cuenta bancaria es tan idiota como ser rockero y no reconocer que lo visto ayer en el Estadi Olímpic fue un concierto implacable de un tipo que sabe lo que hay que hacer para complacer a la masa y no por ello ser un vendido"

Pues sí, Marc, así es.

It's only rock & roll, es la máxima número uno. Qué nervios tendremos unos que me sé yo la semana que viene.

rocknrollmf dijo...

Hace años que dejé de "avergonzarme" por ser fan del rock de estadios. De hecho, apenas me duró unos meses esa vergüenza. Springsteen, Police o los Dire Straits clásicos, más el AOR, Def Leppard, o Bon Jovi, o el Bryan Adams de los 80's... o Metallica. Son rock de estadio y lo hacen de maravilla. Si tienen buen disco que presentar y le ponen ganas, no puedes pedir mucho más. ¿Qué gustan a muchos? Pues magnífico. Prefiero que Springsteen triunfe en sendas noches en estadio a que lo haga Lady Gaga. Así de claro. Y me resulta indiferente que los rockers que van de auténticos despotriquen del Boss. Me gustan mucho los Supersuckers, Monster Magnet o los Hellacopters, pero en su vida podrán disputarle a Springsteen su lugar en el podio de los grandes.

Y sobre el repertorio, coincido en que esa media hora con Youngstown, Murder, Johnny 99, You can look y She's the one fue de lo mejor, justo al lado de Prove it all night, Hungry Heart y Thunder Road.

Mr. Thunderstruck dijo...

Tu lo dices vergonzosa organización, por ese motivo y el vergonzante atraco de los gastos de distribución en las entradas, decidí no ir. Por supuesto esperaba un concierto como el que cuentas (una cosa no quita la otra) y me enorgullece que pudieráis disfrutar tanto. Bruce es un rockero de los pies a la cabeza, eso esta fuera de toda duda, salvo para los que dejan que sus prejuicios les influyan. Saludos!!!