miércoles, agosto 08, 2012

SORDIDEZ FAMILIAR

Está la sordidez familiar. Los años y la sangre provocan carcoma y los sentimientos van crujiendo hasta romperse. Egoismo de padres hacia hijos, o viceversa. Hay una familia en mi vecindario que cada noche escenifica su disfuncionalidad a pleno pulmón, padres e hijas se dicen puta a la cara, y pasado todo este tiempo, parece que ese es su ecosistema, y que no podrían vivir en un ambiente más tranquilo. El agotamiento que me producen los problemas familiares es el mayor de mis agotamientos. Tener una hija es firmar un montón de contratos contigo mismo, y uno de los más importantes es aquel que dice que no repetirás la sordidez que has visto. Que no joderás a tu hija cuando seas un incómodo y egoista abuelo, y que le enseñarás a ella a no joder a los demás por el mero hecho de ser joven y fuerte.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en todo, excepto en augurar que serás un viejo incómodo y egoísta. Hay abuelos entrañables y encantadores que no joden a nadie, básicamente porque no se lo proponen. Sólo depende de uno adoptar una actitud u otra.

Addison de Witt dijo...

La familia es importante para mi, no me imagino vivir en esa sordidez de la que hablas, se supone que estamos aquí para compartir y amar, no para agredir... y menos a quienes quieres, es importante tomar nota de estas cosas para evitarlas.
Saludos.