martes, mayo 07, 2013

UN HOMBRE FELIZ

Esta es la imagen de un hombre feliz. A estas alturas, comprarme el Metalmorfosis de Barón Rojo con su single promocional y dos temas inéditos de regalo, todito en buen estado, me convierte en alguien feliz. Tanta crítica musical, blogs, revistas, pedantería, docenas de grupos nuevos de los que no me apetece saber nada... Pero mi felicidad musical, a la que sé perfectamente como llegar, después de millones de discos escuchados, pagando como precio un principio de sordera, habiendo visto y oído de todo en los últimos 25 años, es esto (y algunas cosas más, porque en la Fira del Disc del fin de semana pasado también cayeron varios de Fletwood Mac), yo con mi disco de Barón Rojo ¡Barón RojoBarón RojoBarón Rojo! Si es que hasta me siento transgresor.

7 comentarios:

sammy tylerose dijo...

Claro que sí. Descubrir a nuevas bandas es una necesidad. A mi me sirve de terapia para autoconvencerme de que el RNR no morirá jamás. Pero el confort que se siente cuando uno vuelve a los viejos clásicos es inigualable!
Por cierto, hace unos meses compré "Metalmorfosis" en una edición cutrísima en CD y menuda bajón. Bastantes peldaños por debajo de "Volumen Brutal", no crees?

Leo dijo...

NADIE canta el rock 'n roll en español como Baron Rojo.
Abrazo.

metal80 dijo...

Enhorabuena por el hallazgo, no es nada fácil encontrar el single. Lo mejor de esas compras es que de alguna forma te permiten resarcirte de no haberlo podido comprar en su momento, por falta de dinero o lo que fuese. Son espinas que uno se va quitando.

Marc Monje dijo...

SAMMY: Sí, Volumen Brutal es lo que es, un disco casi perfecto, pero de esta gente he aprendido a apreciar hasta sus 2 últimos discos con la formación original, No va más y Obstinato. Son grandes. Un saludo, Sammy!

LEO: Tú lo has dicho todo. Gracias por escribir Leo!

METAL80: Tienes razón, aunque en la época de Metalmorfosis yo no sabía ni que existían Barón Rojo. Gracias por pasarte por aquí maestro!

Fernando dijo...

Hola.No me extraña que te sientas bien, joya. A darle al plato!!!

Addison de Witt dijo...

¡Joder que envidia!, soy fanatico del Baron y este disco es importantísimo para mi, por muchos motivos, le hice una reseña en mi blog en su día y me encanta. yo lo tengo en CD y en casette, mataría por el vinilo y ese single...
Saludos.

Marc Monje dijo...

jaja! Habían otras copias, pero sin el single. Ya lo pillarás algún día cuando menos te lo esperes, ADDISON!