lunes, septiembre 29, 2014

EL ÚNICO CAMINO ES PERDERSE


Hay que tener celos, envidia y rabia, hay que sufrir ese escozor del alma y desear al prójimo lo inconfesable.

El único camino posible es perderse. Perdernos y abandonarnos es importante. Hay que atreverse a retozar en el extremo, desear el mal y comportarse como un sádico. Unos minutos, unos días. No vas a poder pintar lo que sientes si no has visto todos los colores. No sentirás verdadero amor por tu mujer si antes no se lo has entregado a otra persona, no sabrás que lo has logrado si antes no lo has deseado hasta sangrar. Cómo vamos a ser guardianes de nuestros hijos, cómo vamos a estar listos para entregarles nuestro amor incondicional, si antes no hemos vivido en la tormenta, ni hemos escuchado a la bestia.

Hay un viaje de ida, que es cuando nos equivocamos y morimos una y mil veces; y luego está el retorno, el balance y el reposo, el jugo de la verdad, la sustancia que nos queda después de nuestro viaje a través de la noche.

2 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

Hemos coincidido en meter una entrada especial en nuestros blogs Marc. Para refresar al Hogar hay que escapar al infierno. Going Home, Home Again, Home...Por qué son tan bonitas las canciones con Home y también con Devil? Un abrazo, precioso texto, como siempre, me ha llegado hasta el fondo.

Marc Monje dijo...

Sí, home es importante. El regreso es esencial, y más cuando eres padre.
Gracias Joserra!