martes, septiembre 30, 2014

JUDAS PRIEST: "REDEEMER OF SOULS" (2014)


Malcriados, los seguidores del heavy en el sentido más genérico de la palabra, somos unos nenes atontados por la cerveza y lo fácil que nos lo ponen. Malcriados.

No entiendo como un regalo como este (presunto) último disco de Judas Priest, recibe críticas tan grises. Es menos potente que Angel of retribution, el disco de regreso con Halford, y más clásico que la morsa aquella de Nostradamus. Pero es lo más real, orgánico y digno que he escuchado de ellos en décadas. Aquí la música se escucha, no hay aspavientos, ni sobreproducciones, la voz de Rob es lo que es, no lo que ya jamás será, los cruces de guitarra, los solos, se suceden de forma tranquila y siguiendo la máxima tradición. Estamos ante un disco en cierto modo humilde, un regreso a los tiempos en que se hacían canciones con tipos tocando de verdad sus instrumentos.

No es que sean sus mejores temas desde Painkiller, simplemente creo que, en su última ofrenda a la industria del acero, han dado con la actitud correcta. Temas imperiales como Redeemer of souls me hacen saltar las lágrimas.

3 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Yo me quedaré con Nostradamus: igual de valiente que Turbo en su día. Un abrazo, Marc.

Víctor Hugo dijo...

De Judas Priest sólo tengo el "Sin After Sin" y es que ese sonido de Heavy primitivo me encanta. Y luego los de los primeros 80 igualmente, pero no sé, siento como que estas bandas no envejecen como debieran y como que parte del encanto de su sonido desaparece por intentar entrar en contacto con las producciones modernas (amén de los líos de si ahora me retiro ahora no y esas movidas).

Marc Monje dijo...

Toda la razón Víctor Hugo, nos lía todo el día con falsas retiradas etc. pero aquí Judas han intentado sonar muy clásicos. me gusta!

Alex! tu patología con Nostradamus es seria. SI necesitas ayuda, dímelo.