jueves, octubre 23, 2008

GRATEFUL DEAD: "ROCKING THE CRADLE: EGYPT 1978" (2008)


Solo unos hippys subidos in eternum a una nube de maría podían soñar y hacer realidad la locura de trasladar a todo un equipo de docenas de personas, material, iluminación etc. a las pirámides de Giza para actuar en el lugar donde según ellos, las milenarias piedras de las dinastías egípcias combinadas con la música crearían un ambiente cósmico inenarrable. Los hippys eran los Grateful Dead, quienes en una de sus etapas doradas, decidieron arriesgar un montón de dinero para trasladarse a Egipto y realizar tres conciertos memorables. Jerry García, el alma de los Dead, tenía esa mezcla en su cabeza: Egipto y Grateful Dead, y no paró hasta conseguirlo. Ahora, treinta años después, se edita una recopilación de aquellas actuaciones, en otra más de las maravillas de esta banda que periódicamente salen a la luz. Yo lo compré en Nueva York el mismo día que salió, impacientísimo, aquí en Barcelona todavía no lo he visto, y solo por lo cuco de la presentación ya vale la pena tenerlo. Pero la música... Para que os hagáis una idea, los roadies de los Dead se encargaron de conectar un micro a la cámara central de la pirámide de Keops, para registrar el ambiente mágico y trascendental que allí se respiraba y mezclarlo luego en la mesa de mezclas con el sonido de los Dead en directo, actuando delante de la pirámide. Bien, te aseguro yo que todavía no he oído la respiración del faraón en esta grabación, pero la música de los Dead sí respira como nunca. Solo por canciones como Candyman, Row Jimmy (con una slide de Bob Weir que lo reivindica como mucho más que la guitarra rítmica de Jerry García) o Stagger Lee, ese sonido, la voz de Donna Jean Goldchaux (y su imagen hippy perfecta, como apreciamos en el DVD que se adjunta a los dos cd´s), la guitarra sideral de Jerry García metiéndose por debajo de la piel. Esto es música superior, debes entenderla, saborearla y amarla.

2 comentarios:

Milhaud dijo...

No conocía yo esa curiosidad de Greatful Dead. Y no me extraña que comprases esta joyita en el momento que tuviste oportunidad, porque con lo complicado que está conseguir cualquier cosa de esta banda...

Marc Monje dijo...

Sí, está complicado, y además, como hacían conciertos larguísimos, sus directos son dobles o triples cd´s carísimos.
Gracias por el comentario Millhaud.