lunes, febrero 16, 2009

LUNES

Levantar una semana que valga la pena. Tener los sentidos bien afilados pues solo así podemos sentir el mundo. Sentir indignación cuando los dos principales partidos políticos se ponen de acuerdo para entablar contínuos combates de boxeo dialéctico con el objetivo de desviar la atención sobre la incapacidad de uno para gobernar y la del otro para tratar de hacerlo, sentir que puedes disfrutar del sencillo acto de regar las plantas antes de salir de casa, sentir el cariño de tu perro y tu gato, sentir cómo te encarrilas en la rutina semanal desde tu trabajo, sentir que lo haces bien y que disfrutas, o que por lo menos lo intentas, sentir que eres capaz de llenar parte de tu vida con tu trabajo, o parte de tu trabajo con tu vida, sentir que tienes alrededor a gente que te aprecia, sentir que puedes ayudar, echar una manita, ser valiente, sentir que alguien estará seguro contigo, sentir como durante unos segundos el pasado vuelve para acariciarte y recordarte que no lo hiciste tan mal, sentir que tienes proyectos que harán de tu vida una experiencia mejor, sentir algo cuando escuchas una canción, So many roads, sentir que estamos juntos al final del día, el primer piso del edificio ya está construído, quedan seis, y este era el más difícil, el maldito lunes. El próximo será mejor, te lo prometo.

5 comentarios:

paulamule dijo...

¿Tienes perro y gato conviviendo bajo el mismo techo? Qué suerte. Has de contarme eso. Salud.

Belén dijo...

Bueno, hay semanas y semanas, esta es muy dura para mi, si...

Besicos

SanFreeBird72 dijo...

Buena prosa.
saludos
sfb72

ROCKLAND dijo...

Bonita reflexión. Cosas a veces tan sencillas y más humanas pueden llenarnos mucho más que otras más grandilocuentes.
Saludos

Marc Monje dijo...

Paula: Se llevan de maravilla, además el perro es negro y el gato blanco, así que estéticamente queda genial. Duermen en el mismo cesto y todo.

Belén, ánimo si tu semana es dura. Que no dure.

¡Gracias Sanfree!

Sí Rockland, la grandilocuencia dejémosela a Axl Rose.