miércoles, marzo 18, 2009

MONSTRUO

Yo lo recibí el pasado abril como el crimen más brutal y desmesurado que había conocido jamás, todavía hoy el corazón se me encoge al pensarlo, Joseph Fritzl encerrando a su hija 24 años en un sótano... y todo lo que viene después. Ante la infinitud de los hechos (¿alguien es capaz de abarcarlos, de juntarlos todos y meterlos en una caja, en un archivador?) se me ocurren dos formas de acercarse al caso de Amstetten. La primera, la de la hija de Fritzl, Elizabeth, y luego sus hijos fruto del incesto continuado, esa espiral horrible en la que te metes cuando piensas en lo que debe significar que te encierren en un sótano del que no saldrás hasta pasados 24 años. La otra vía es menos morbosa, pero ahí reside el centro de todo lo ocurrido: ¿por qué lo hizo? Lo inexplicable de la maldad no son los hechos en sí, no es el crimen, la sangre, el incesto, el sufrimiento inexplicable, sino el por qué ¿Por qué Fritzl? ¿Por qué?
Mientras, Elizabeth, una chica de más de 40 años y sus hijos tratan de asomarse poco a poco a la luz del mundo. Que lo consigan, que obtengan la felicidad aquí y ahora, sin condiciones. Espero que su país esté a la altura, no es el momento del circo mediático, que los jueces encierren al monstruo en el olvido y Elizabeth conozca la extraordinaria vida cuyos sabores serán ahora para ella puros y maravillosos.

8 comentarios:

R Nosa dijo...

Buena pregunta, aunque a la mayoría de la gente no le interesa la respuesta. Y precisamente la respuesta es una de las cosas más necesarias para evitar que estas cosas sigan pasando. Pero por lo visto es más fácil decir "porque sí", "porque es malo", y se acabó. Así no acabaremos nunca.

violetuki dijo...

Muy optimista te veo con respecto al futuro de Elizabeth y sus hijos-hermanos... Me encantaría poder pensar así. Respecto a por qué este "señor" hizo lo que hizo, no sé, yo todavía me hago cruces. Creo que ni con toda la empatía y la inteligencia del mundo se podría llegar a entender.

Belén dijo...

La verdad es que esta especio de animales siempre los va a haber, pero no se si la hija y los nietos lograrán curarse del todo.. no se...

Besicos

kira permanyer dijo...

Yo creo que en esta naturaleza que vivimos, existen personas malvadas desde el inicio. Creo que factores como la cultura, la educación,los valores familiares y de las relaciones que te vas haciendo pueden influir, pero la base la traes contigo.Me niego a creer que esta clase de personas viven aisladas al "resó" de las buenas acciones, de las buenas personas, y solo se impregnan de lo malo de cada uno de nosotros. Este hombre es malvado, un monstruo como bien lo defines, y no creo que años de estudio ni de rehabilitación consigan decirnos porqué lo hizo. Respecto al futuro de las personas a las que dañó, comparto la opinión de la mayoría.... no creo que tengan la capacidad para vivir con tal mostruosidad sobre sus espaldas... si acaso, sobrevivir, que no es poco....

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Yo sigo sin entender cómo es posible que nadie se diese cuenta, que no sospechase nadie, que desapareciese la hija o que este tipo hiciese esas obras en su casa para mantener a su "familia" sin que nadie dijese nada, en una zona residencial... es que se me escapa. Y no creo que su hija y sus hijos sean capaces de llevar una vida medio normal, es inimaginable la historia de esta gente.

WOOD dijo...

Las secuelas para su hija no creo que tengan cura. Quizás si para los hijos-nietos. Yo tampoco me explico como durante tantos años nadie se percató. No se como estarán las leyes en Austria respecto a la cadena perpetua. Lo cierto es que si se le enjuiciara en España entraría y saldría inmediatamente dada la edad del viejo. Aunque parezca una salvajada, a mi me daría lo mismo que le colgaran desde el escroto a la vista del mundo. No sentiría piedad. Probablemente es lo que merece. Abrazo.

Marc Monje dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Bien, estoy, o voy estando más de acuerdo con la opinión de que la hija y nietos-hijos no lo van a superar, teneis razón, aunque creo que pueden llegar a percibir la vida, las cosas, de una forma distinta a la nuestra, y quizás, si se les educa y trata con pinzas, disfrutarán de pequeñas cosas que a nosotros ni se nos pasaría por la cabeza fijarnos. Vi en un diario el dibujo que habían hecho todos los hijos y Elizabeth dedicado al pueblo de Amstetten
por el respeto que habían tenido después de su rescate, que creo que colgaron en el ayuntamiento, y me emocioné, era de una belleza infantil e inocente que te desarma, es increíble que Elizabeth consiguiera mantener (supongo que a ratos, 24 años dan para mucho) un clima suficientemente humano como para que después sus hijos sean capaces de dibujar algo tan sencillo y bonito.
No sé si Frtizl traía la base de su maldad desde el inicio, pero el cabrón se ha salido con la suya, ahora con 73 años, poco sufrimiento va a experimentar ya por lo que ha hecho.

R Nosa dijo...

La maldad por naturaleza no existe.