martes, marzo 17, 2009

"ROCKET MAN - ELTON JOHN FROM A-Z" (CLAUDE BERNARDIN & TOM STANTON)


Algunos querrían ver a Elton John cocido al horno con una manzana en la boca, otros amamos su música y nos fascina lo excesivo del personaje. Elton John es Michael Jackson versión hombre sencillo sin trastornos arrastrados desde la infancia. Un tipo que ha consagrado su vida y su éxito al agradable capricho de acumular riqueza material mientras (él y el letrista Bernie Taupin) creaba el pop más bien cosido desde los tiempos de Brian Wilson. Naturalmente que después de la gloria continuada de los 70, con mínimo seis o siete discos perfectos (Goodbye yellow brick road, Honky Chateau, Caribou etc. etc.), el personaje se hunde poco a poco en la miseria y el vacío existencial, acumulando cocaína y alcohol en el cuerpo, desconocidos en la cama (Elton siempre ha comentado que es un milagro que esté vivo habiéndose follado a medio mundo sin tomar muchas veces las debidas precauciones), coches antiguos en el garaje y malos discos en una carrera que en los 80 se tornó empalagosa y fofa.


(Elton John on top of the world)

Sin embargo creo que discográficamente se mantiene ahora mismo a un nivel aceptable, y obras del pasado cuestionadas como A Single Man, de 1978, bisagra entre los años de plenitud y los de decadencia merecerían una revisión en positivo. De todo ello y de mil y un detalles habla el libro que compré en Londres el año pasado (Londres ya no sirve para comprar música, pero hay millones de librerías cargadas de literatura rock & cine a precios de saldo), Rocket Man, Elton John from A-Z, un título funcional que echa para atrás, pero que oculta una placentera y manejable enciclopedia eltonjohniana, con acertadas críticas a todos sus discos, anecdotario, los nombres que han salpicado su carrera con colaboraciones y demás y un resumen de todas sus giras, con bonitos y desternillantes testimonios gráficos (como los que incluyo aquí, de dos épocas bien distintas, el de arriba la plenitud, el de abajo la decadencia). Es el libro ideal para irte al lavabo y pasar un buen rato sin que nadie te de la vara. No hace falta leerlo por orden, pilla una página cualquiera y disfruta.


(Tour del '86: Elton pierde el norte definitivamente)

3 comentarios:

sammy tylerose dijo...

Tras superar los dosis letales de Elton ochentero que nos suministró mi padre interminables viajes por carretera veraniegos,he llegado a apreciar al tío. Coincido contigo en que sus 6 o 7 primeros discos son buenísimos, tenía mucho talento.

Marc Monje dijo...

Bueno, mis padres me metían de viaje a Marina Rossell, así que prefiero Nikita y Sacrifice mil y una veces.

¡Saludos!

eric waits dijo...

El tío Elton es grande. Grande por lo bueno que fue, grande por la vida que se ha pegado y grande por permitir que un espectro brutal de personas aprecien lo que hace. Ya sea follar, casarse, ponerse una peluca o hacer un disco. No entiendo por que se le odia tanto en la comuna rock. Por poner un ejemplo, la trayectoria 80-90s de Rod Stewart es igualmente flácida y nadie se caga en sus muelas.