domingo, diciembre 18, 2011

JOHNNY WINTER, ROOTS (2011)


Los fans de la música solemos reirnos de los ídolos, me refiero a los viejos y carcamales ídolos que viven una vejez profesional más bien precaria. Parece que nos guste más que se retiren, y el hecho de verles ahí, todavía en la trinchera, nos hace partirnos de risa. Hoy en día no puedes hablar con casi nadie de Johnny Winter, porque en seguida sale el tema de su decadencia, de que toca sentado, de que es un amasijo de arrugas y que está casi con los dos pies en el otro barrio. Por supuesto, el mismo Johnny retirado merecería todos los elogios, pero como digo, a muchos les cuesta aceptar a una leyenda maltratada por la vida y por él mismo tratando de seguir con su carrera. Bueno, allá ellos. Yo me limito a disfrutar de Johnny Winter a tiempo completo, postrándome de rodillas ante Second Winter una vez al mes, y degustando ahora su última entrega discográfica, un compendio de blues de corte y confección, con una bonita lista de invitados entre los que destaco a Derek Trucks, la señora Tedeschi, Edgar Winter, Warren Haynes y la absolutamente deliciosa armónica de John Popper. Sabemos lo que hoy día puede ofrecer alguien como Johnny Winter, por eso no esperemos que derrape con Further on up the road, o que se salga de la tangente en Got my mojo workin´. Pero aquí hay calidad -y es un disco manejable, fácil de escuchar-, y una cierta dignidad.

9 comentarios:

Víctor Hugo. dijo...

Si se retirara porque se retira y si continúa porque continúa... Cuando le vi por vez primera hace un par de años en Madrid me impresionó su sonido y ya cuando salió de la sala en brazos, agónico, ayudado por dos tíos pues más todavía. Desconozco si sus últimos discos de fueron flojos, pero en directo esa guitarra suya seguía echando chispas...

¡Saludos!

ROCKLAND dijo...

Al igual que tú, sigo disfrutando con lo mejor que sabe hacer ¡tocar blues'rock'n'roll!
Johnny debería de vivir eternamente.

Saludos.

paulamule dijo...

No seré yo quien me queje de que el bueno de Johnny toque sentado o tumbado en la cama. La cuestión es que toque y haga lo que le dé la real gana, como en este disco, que sin ser matador, te hace pasar un buen rato sin más.
Salud.

Mr. Sabbath dijo...

Bajo mi punto de vista, es un disco muy elegante, muy digno. Con un sonido precioso, y todo lo que contiene dentro derrocha calidad. Quiza no sea el disco del año, pero ya digo yo que a mas de uno y de dos les habria gustado facturar un producto asi.

Saludos!!!!

Mr. Thunderstruck dijo...

Es lamentable que seamos (en general) así de crueles con los artistas. A mí no me gusta en absoluto reirme de la decadencia física de nadie (todos tenemos que llegar a viejos, o eso esperamos) Es más realzo que es admirable que a esa edad todavía se suban a un escenario. Ví a Winter el año pasado en Madrid y fue un señor concierto. ¡Cómo toca la guitarra! Y lo defendere sea donde sea. Qué esta como está, eso es innegable pero el que piense que el talento tiene fecha de caducidad, va muy equivocado. Saludos!!!

manel dijo...

No he escuchado el disco. Pero en la última visita a Barcelona, Bikini,estuvo muy digno. Saludos.

Da Muzz dijo...

Hace tiempo que no sigo sus pasos, pero cuando voy a ver en directo a un ídolo del pasado que ya tiene cierta edad, sólo pido un poco de dignidad acorde a su edad. Nadie en sus cabales puede esperar ver a los Deep Purple del 72 o a los Judas del 82 por poner dos ejemplos
Un saludo

Möbius el Crononauta dijo...

La decadencia física es una cosa, la artística otra. Y tampoco es que el bueno de Johnny diera volteretas o se recorriera el escenario de punta a punta en plan Axl.

Johnny seguirá ahí hasta que el cuerpo aguante, como los viejos bluesmen a los que tanto admira.

saludos

As de Picas fan club dijo...

Para eso estamos lo grupos jóvenes para la renovación.

Os dejamos uno de nuestros temas

http://www.youtube.com/watch?v=oItAAaMjPyQ&feature=mfu_in_order&list=UL