jueves, noviembre 29, 2012

NEIL YOUNG, "PSYCHEDELIC PILL" (2012)

Hay un impulso que a su edad y con sus achaques, le hace cabalgar de nuevo, y remontar canciones de 25 minutos, y cantar versos como "I used to dig Picasso, I used to dig Picasso, hey now now, hey now now, I used to dig Picasso" sin que te quedes ojoplático, y volver al manantial del sonido Crazy Horse y hacer como si estuviéramos en la época Zuma, y sacar uno y dos discos al año, y continuar girando. Cuánto rockero prefiere que sus héroes se retiren a tiempo, para evitarse espectáculos decadentes, no es mi caso sin embargo, yo los quiero vivos y encima de un escenario, pueda o no disfrutar de ellos (me ilusiona la gira de los Rolling Stones sabiendo que hay cero oportunidades de que pueda ir a verles). Y mejor si es este caso, un Neil Young que en tan poco tiempo ha entregado un impecable disco de versiones del cancionero popular norteamericano y ahora con este doble Psychedelic Pill. Manda, desde luego, la casi media hora de Driftin´back, o la apasionante, tan paisajista, tan vital en letra y música Ramada Inn, aunque es un disco que cabalga seguro en todo su minutaje, a las riendas Sanpedro, Neil y los demás, a quienes no preocupa en absoluto donde les llevará el tema, sino simplemente dejarse ir por el viaje. Contento estoy con este Psychedellic Pill, como lo estaba de Americana, o de Broken Arrow, o de Ragged Glory, Zuma... Cuando Crazy Horse se pone a labrar, no hay banda en el planeta que suene así.

3 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Un disco magnífico, de los que hacia tiempo que nonos obsequiaba, espermos verle en vivo por aquí con los caballos...
Saludos.

Jose dijo...

Amén.

Peter Allman dijo...

Este si que es un disco digno de Neil Young y los Crazy Horses. Una verdadera obra maestra que disfrutas desde su principio hasta su final.

Un saludo!