miércoles, abril 17, 2013

COMUNICAR EL CINE A LOS NIÑOS

Ayer se cumplía el 124 aniversario del nacimiento de Charles Chaplin. Y pensaba en que el cine mudo quedará pronto olvidado como un párrafo más, o un par de líneas en los libros de historia. En mis clases mantengo mi humilde cruzada para que eso no ocurra. Los niños ven pelis de Charlot, Buster Keaton, Méliès, Segundo de Chomón... Antes de cada fragmento, trato de meterles en el ajo, de venderles el producto (siempre me gustaron aquellas presentaciones que hacía Garci en su programa antes de cada proyección), de comunicar lo que cada escena me ha comunicado a mi anteriormente. Inocular el veneno del cine, mudo en este caso, y si alguno pide para reyes un dvd de Charlot, ya me doy por satisfecho. Y si no también. Los que educamos plantamos semillas, y luego algunas crecerán más que otras, y la mayoría serán olvidadas, aunque quedará el sedimento, la sustancia de las cosas aprendidas. Igualmente, me conformo con que se rían con una escena de El Chico, o les parezca increíble que Buster Keaton hiciese todo eso ¡él! El cine, y en mayor medida el rock n´roll, me ha mantenido a flote, me ha reconstruído varias veces, me ha dado sabiduría y amor. Qué placer intentar que los niños de esta generación de cambios inmediatos, puedan acceder a eso.

2 comentarios:

Addison de Witt dijo...

El cine como asignatura es algo normal en elgunos paises, creo que tu iniciativa, como educador, es notable.
Un saludo.

Mr. Thunderstruck dijo...

Genial, el cine mudo tiene una magia en si mismo que el cine actual con todos los efectos especiales y nuevas tecnologías no es capaz de transmitir. ¿Será su sencillez o su honestidad? bravo por la labor que realizas. Saludos!!!